Wiros entretenidos, mamás eficientes /

2015.04.22

Por Silvia García

¿Mejor explicación que esta? ¡Imposible! Esa es la realidad. Soy fan de Story of This Life y este video queda como anillo al dedo para lo que les quiero compartir hoy.

Es un RETO hacer los quehaceres con un toddler siguiendo cada uno de tus pasos, y ni digamos si son de los que te agarran la pierna. No puedo negar que me fascina esa curiosidad de descubrir el mundo y quererse meter en todo y me gusta que mi hijo experimente todo lo que se pueda aunque eso implique desorden, pero lo cierto es que no se puede tener la casa patas arriba todo el tiempo, y ya sea que intentes limpiar o que trabajes desde casa, a esta altura, ya sabrás que tener hijos hace que las tareas se cumplan a plazos más largos.

Cuando mi hijo nació decidí dejar mi silla de oficina e instalarme en el sillón para trabajar desde casa. Así que desde que empezó a caminar, pruebo cada día nuevas formas para aumentar mi productividad. Es uno de los temas que más me apasiona como mamá y no estoy ni cerca de mi meta. Recuerdo haber platicado por correo con una mamá del grupo que pedía consejos sobre este tema, le compartí mi experiencia, sólo para darme cuenta que lo que me funcionaba a mi, no le funcionaba a ella. Y mi casa es un desastre (la mayor parte del tiempo), pero hace poco encontré estos 7 consejos que he ido poniendo en práctica cuando tengo la mente clara para recordarlos y me han ganado un par de minutos menos de televisión (culpable).

1. Involúcralos
Siempre que sea posible, trata de incluirlos en lo que haces. Ejemplo: meter y sacar la ropa de la secadora o lavadora mientras doblas o tiendes. Puedes darte una idea con esta lista de tareas de acuerdo a la edad:

clickaqui

2. Juguetes en el clóset
Esta es mi favorita. Seleccionar los juguetes. Guarda algunos en un closet y sácalos sólo cuando necesites un momento de paz o unos minutos extra para terminar algo. ¡Magia! Es increíble como el mismo juguete que estuvo en el cuarto de juegos olvidado puede volver a entretenerlos si dejan de verlo (aunque parecía que no lo veían) por un tiempo. Usa esta alternativa cuando no pueden ayudarte en lo que necesitas hacer, como cocinar o limpiar.

3. Planea
Es importante tomar en cuenta sus horarios. Es uno de mis mejores consejos para las mamás primerizas. Observar es clave. Date cuenta a que hora esta más feliz y dispuesto. Puede ser en la mañana o luego de la siesta, cuando lo identifiques planifica trabajar en ese momento pues será más probable que coopere y este dispuesto a jugar solo, que si esta cansado y de mal humor.

4. Baila y canta
Mhm, puede que sea cansado y parezcas loca (aunque seguro nos cae bien el ejercicio y nadie esta viendo) pero es otra manera casi infalible de lograr hacer las cosas. Con mi hijo me funciona hacerlo saltar como conejo o caminar marchando. Y preguntarle qué canción quiere que le cante, no siempre me funciona la misma, pero como buen toddler, una vez elegimos la correcta, la cantamos 100 veces o las que sean necesarias para mantenerlo cooperando.

5. No te estreses
IMPORTANTE. Si no logras hacer todo en tu lista (o si el trabajo demanda algo urgente y tienes que acudir a la TV), ESTÁ BIEN. Como hablamos con la otra mamá del grupo, lo que funciona con unos no funciona con otros y algunos peques necesitan más atención que otros, no tanta que te estropee el horario, pero está bien dejar todo y darles lo que piden. Y te vas a dar cuenta que cuando te sientas dispuesta a tomar descansos y ponerte a gatear y a jugar por un rato pasarán mejor el día y al final de cuentas vas a hacer más cosas. Es indispensable recordar que el humor de mamá hace toda la diferencia.

6. Consigue una suplente
Elige uno o varios días de la semana para intercambiar con una amiga. Ofrece cuidar a sus hijos por unas horas en la mañana para que ella pueda hacer limpieza profunda en su casa, a cambio de que ella vea a los tuyos otro día para que puedas hacer lo mismo. Siempre he pensado que deberíamos hacerlo en CDW. Sería muy útil cuando queremos organizar o limpiar algo que no queremos que ellos toquen o huelan.

7. Establece intervalos de tiempo
Pon un limite de 15 a 30 minutos para ver qué tanto puede hacer. Si lo haces a lo largo del día, alternando con actividades de juego parecerá que has jugado con ellos todo el día Y habrás logrado hacer tus cosas también.

¡Y sigo buscando ideas! ¿Qué hacen ustedes?

Fuente: Beauty Through Imperfection