Viajando en Guatemala en tiempos de Covid /

2020.08.12

Las mamás estamos viendo espejismos en el desierto, desde que comenzó la cuarentena. La idea de ir a la playa, nadar en una piscina, o ser atendido con un cóctel bajo una sombrilla de sol. Creo que no hay persona que no piense en salir corriendo de paseo ahora que levantaron las restricciones. Especialmente para muchos de nosotros que vivimos en apartamentos y no hemos visto un jardín en meses.

Por el momento lo primero que se va a dar es el turismo local en vez de Internacionales por razones obvias. Nuestro país y las regiones turísticas que han sido afectadas por la falta de turismo, necesitarán de todo el apoyo económico para levantarse de nuevo.

Primero deberás escoger el tipo de hospedaje que se adapta a tu familia. En el “nuevo normal” muchas cosas cambiarán también para las empresas dedicadas a la hospitalidad. Ya sea que escojas un hotel boutique,  un AirBnB, o decidas visitar una casa alquilada o prestada, necesitarás más planificación para proveer a tu familia de un lugar higiénico y adecuado a las nuevas necesidades.

Empieza a prepararte, aquí te damos algunas sugerencias:

  • Asegúrate de llamar o informarte más sobre el lugar a donde llegarás. Cuáles son los procesos y estándares que el lugar ha implementado para tu seguridad.
  • Lleva mascarillas tanto para tí como para el personal del lugar a donde irás,
  • Lleva el desinfectante de tu confianza, jabón y alcohol en gel,
  • Lleva tus propias toallas,
  • Lleva agua y snacks para el camino (mejor si no es botella desechable),
  • Asegúrate de seguir todas las medidas como no compartir elevadores y mantener distancia con los húespedes y personal.

Prioriza las razones del viaje:  Quiero que mi hijo se meta a una piscina, se quite los zapatos y camine sobre grama.   Quiero hacer un picnic bajo un árbol y correr.  Cualquiera que estas sean, la prioridad será salir a fortalecer el sistema inmune y el humor. Así que haz ejercicio, respira aire puro y aunque los Chetos son parte de las vacaciones, no te olvides de comer sano, protegerte del sol y tomar mucha agua. 

Seamos un buen turista y apoyemos las areas rurales con estos tiempos de Turismo Sostenible: 

El turismo sostenible es una forma en la que como huéspedes de un lugar al que se nos invita, intentamos ser conscientes sobre el impacto que nuestra presencia tiene en ese lugar de forma cultural, ambiental y económica (entre otras).

  • Ahora más que nunca, protegiendo a las personas y a nosotros mismos para evitar contagios. 
  • Llevar todo reusable e intentar dejar la menor cantidad de basura en el lugar que visitamos. Las botellas reusables como pachones, son una forma de no llevar botellas de plástico a un lugar. No dejes tus mascarillas o guantes tirados fuera de recipientes tapados o bolsas cerradas. Puedes poner en riesgo la vida de otras personas.
  • Disfruta responsablemente del entorno, sin arriesgar la fauna, flora o monumentos y templos arqueológicos. Seguir senderos es un buen ejemplo. Cuando no seguimos las reglas de un parque o monumento estamos afectando la sostenibilidad del lugar. 
  • Durante el viaje estar conscientes de hacer compras a las personas que se van a beneficiar de nuestra visita. En vez de comprar en una cadena de supermercados, podemos comprar de una tienda pequeña familiar o en un mercado productos locales. Recuerda que cuando compras a mujeres estas apoyando a toda la comunidad. Hay estudios que demuestran el efecto dominó que esto tiene en un destino turístico. 
  • Hoy en día existen iniciativas turísticas locales, como senderos ecológicos, mariposarios, museos y casas culturales. Visítalos, a parte de aprender algo nuevo sobre el lugar, estarás apoyando estas iniciativas que preservan e impulsan el turismo. Aunque ya hayas visitado, si está en tus posibilidades vuelve a entrar.
  •  Busca información adicional sobre el lugar con guías locales y/o  comparte con tu familia datos sobre el lugar. ¿Que idioma se habla en el lugar, qué productos son autóctonos de la región, qué aprendí o vi que quiero investigar más? 
  • Un turista solo pasa por el lugar y toma fotos, un viajero pregunta, conoce gente, absorbe, aprende, aprecia y valora. Haz de tus hijos unos pequeños viajeros.