Validar la adopción es un proceso familiar. /

2016.11.20

Flickr: Rudy 19691

 

 

 

 

Por Nidia Cabrera

El 17 de marzo del 2001, mi cuarto hijo querido llegó a mi vida.  Sentí como si acabara de nacer de mí, nació de mi corazón. Ese tesorito, había sido abandonado, estaba desnutrido y sin fuerza para que yo pudiera escuchar su llanto.

Es necesario contar nuestra historia de adopción, porque así como amamos a nuestros hijos biológicos, con una mirada llena de ternura, desde ese día que lo conocí lo amo de verdad sin ninguna diferencia. Es mi hijo desde las entrañas profundas y eso es lo único que importa. Lo cuide día y noche como mamá canguro, durante un mes, busque leche materna entre mis sobrinas, amigas y conocidas, que en ese momento amamantaban a sus hijos, a quienes agradezco infinitamente, por ayudar a mi nenito hasta que se recuperó.

Mi amor de madre no es diferente ni para él, ni para sus hermanas, que lo aman, cuidan y ayudan en lo que puedan. Ese amor hacia él desde el primer día, ha hecho que su adaptación no sea diferente. Les quiero compartir que para celebrar su adopción realizamos una pequeña fiesta familiar. Por que estamos  conscientes de que mi hijo tiene  que saber sobre su procedencia, entonces  cada uno escribimos una cartita para ese día para decirle lo que el significa para nosotros, comimos pastel, helado y pizza de peperoni, la revelación de la adopción no fue lo importante para él, sino sentirse amado y aceptado por su familia. Validamos ese momento y no lo escondimos.  Esto lo hicimos con la intención de proteger su identidad y dignidad,  porque a veces hay malos entendidos de personas mal intencionadas, y su integridad emocional es nuestra prioridad.

Es necesario contar nuestra historia de adopción, porque considero que es importante que toda persona que adopte a una niña o niño, lo acompañe durante su crecimiento y desarrollo, sin hacer diferencias o marcando en todo momento su procedencia. Son niños que necesitan de un hogar y de personas que realmente les interese comprometerse a ser padres, a dar un abrazo, un beso, pues ellos solo necesitan a alguien que los ame y los valide.

Para más información sobre el proceso de adopciones, consulta con la página web del CNA.