Uso de las tecnologías /

2016.02.04

oftpediatra

Dra. Ana Lucía Asturias
asturiaslucia@gmail.com

 

Soy oftalmóloga y una de las preguntas mas comunes en la consulta es “¿Cuánto tiempo frente a la pantalla esta bien para mi hijo?”

Primero que nada es importante que tengamos claro que el uso prologando del televisor o de las pantallas no producirá un daño permanente en los ojos del niño mas allá de crear cierto cansancio ocular; por el contrario se ha visto una relación directa del uso prolongado de pantallas con el desarrollo sobrepeso en estos pacientes, así como mayor relación con el desarrollo de hiperactividad y de déficit de atención.

Y aunque al decir que el uso de pantallas no se relaciona con el desarrollo de un daño ocular permanente, yo como oftalmóloga siento que es muy poco lo que podría ayudar a guiarles respecto a este tema, sin embargo me siento en la obligación de aportar alguna guía que como padres nos ayuden en saber: “¿Cuánto tiempo del uso de pantallas es el adecuado para nuestros hijos?”, por lo que encontré algunos tips que nos brinda la Academia Americana de Pediatría y quisiera compartirlos.

Trata la tecnología como tratarías cualquier otro ámbito en la vida de tu hijo. Las mismas guías que como padres aplicamos al mundo real deben aplicarse al mundo virtual. Pon limites. Los niños los necesitan y los esperan. Conoce a los amigos de tus hijos, tanto en la vida real como los que tienen en línea. Conoce que plataformas, software y aplicaciones usan tus hijos, ya sea usando paginas web o qué hacen en línea.

El uso de la tecnología, al igual que otras actividades debe de tener limites razonables. El juego sin estructura y fuera de la tecnología estimula la creatividad. Haz que la hora de juego sin tecnología sea una prioridad diaria, especialmente para niños pequeños. Y, nunca olvides unirte a tus hijos al juego desconectados de tecnología cuando sea posible.

Las familias que juegan juntas, aprenden juntas. La participación familiar fomenta interacciones sociales, el aprendizaje y unión familiar. Juega un videojuego con tus hijos. Puedes introducir y compartir tus experiencias propias y perspectivas, así como tu guía, mientras juegas con ellos.

Se un buen modelo a seguir. Enséñales la bondad y los buenos modales en línea. Y, debido a que los niños son excelentes imitadores, limita tu propio uso de tecnología. De hecho, tu estarás mas disponible para interactuar y jugar con tus hijos que si te encuentras viendo una pantalla.

Crea zonas libres de tecnología. Mantén las horas de comida en familia libres de tecnología. Deja los aparatos electrónicos fuera de las habitaciones de los niños para evitarles la tentación de usarlas mientras deberían dormir. Estos cambios promueven mayor tiempo en familia, hábitos alimenticios más sanos, mayor descanso durante el sueño, todos críticos en el bienestar de los niños.

No uses la tecnología como un calmante emocional. El televisor y la tecnología puede ser muy efectivo en mantener a los niños calmados y callados, pero no debería ser la única manera para lograr calmarlos. Los niños deben ser enseñados a identificar y manejar las emociones fuertes, presentarse con actividades para manejar el aburrimiento, o calmarse a través de la respiración, discutiendo maneras de solucionar un problema, y encontrando otras estrategias para canalizar las emociones.

Aplicaciones para niños: INVESTIGA! Mas de 80,000 apps están señalizadas como educacionales, pero hay muy poca investigación acerca de su calidad real. Los productos marcados como “interactivos” deben requerir mas que solo “apachar y deslizar”. Busca sitios como Common Sense Media para criticas o reseñas acerca de las apps apropiadas para cada edad, juegos y programas para guiarte en escoger las mejores opciones para tus hijos.

Esta bien que tu adolescente se encuentre en línea. Las relaciones en línea son una parte del desarrollo adolescente típico. Puede ayudar a los adolescentes mientras explorar y descubren más acerca de ellos mismos y su lugar en el mundo. Solo debes asegurarte que tu adolescente se comporte de manera apropiada tanto en el mundo real como en el mundo cibernético. Muchos necesitan ser recordados que los ajustes de privacidad en la plataforma no hacen que las cosas sean privadas. De hecho, las fotos, los pensamientos y comportamientos que estos comparten en línea, se convertirán de manera instantánea en una parte de su huella digital de manera indefinida. Mantén las líneas de comunicación abiertas y hazle saber que tu estas allí si tienen preguntas o inquietudes.

El uso de dispositivos digitales son una parte integral de nuestro mundo hoy en día. Los beneficios de estos aparatos, si su uso es moderado y apropiado son muy buenos. Pero, estudios han demostrado que el tiempo cara a cara con la familia, amigos y maestros, juega un papel primordial e incluso más importante en promover el desarrollo sano y el aprendizaje normal de los niños. Mantén la relación cara a cara siempre al frente, y no dejes que se pierdan detrás de la tecnología y la era digital.