Una buena opción de mascota para adolescentes: Los gato... /

2019.02.26

Por Eduardo Joachin / Médico Veterinario

                Hoy trataremos el por qué un gato es una muy buena opción de mascota para un adolescente…. ¿Lo habían considerado? Antes que nada es importante recalcar que una mascota no es un juguete, es un ser vivo que tendremos con nosotros al menos por 15 años de nuestra vida y requiere cuidados (tanto en una correcta alimentación, visitas regulares al veterinario, condiciones ambientales adecuadas para que desarrolle su comportamiento) y sobre todo un hogar que permita desarrollar las 5 libertades de los animales. Estas libertades o “derechos” de las mascotas son:

  • Libre de hambre, sed y desnutrición.
  • Libre para poder expresar su comportamiento natural.
  • Libre de miedos y angustias.
  • Libre de incomodidades térmicas (frío y calor).
  • Libre de dolor y enfermedades.

Consideraciones

Los gatos son animales con carácter, no aptos para cualquier persona, debido a que lo que para ellos es un juego, puede llegar a ser ofensivo para niños y/o personas que no sepan tratarlos. Éstos poseen garras retráctiles que utilizan en la vida silvestre; recordemos que los gatos en el pasado eran silvestres y vieron en el hombre una fuente de presas y/o comida fácil, acercándose a este para poder alimentarse. El hombre los vio como aliados contra las plagas de ratas y animales silvestres,  llegando  a ser domesticados hasta cierto punto. El instinto de cazador nato no se ha perdido en los gatos con el paso del tiempo, haciendo que desde pequeños, sea su forma de jugar acechar a la “presa” (puede llegar a ser algo que estemos moviendo con los dedos, algo que brille etc.)

Cuidados

Es importante que los gatos lleven una dieta correcta, ya que muchos de los problemas de salud, son derivados de una mala dieta. Por ejemplo: Exceso de latas de paté, exceso de alimentos para humanos, mala hidratación y sedentarismo. El control de la salud reproductiva de nuestro gato es obligación del propietario, los gatos machos tienden a inducir a ovular a la hembra, es por esto que las gatas quedan embarazadas constantemente. Es importante asesorarse con un médico veterinario colegiado.

Rompiendo Mitos

Un mito mal manejado por algunos médicos “de humanos” es sobre que una mujer embarazada no debe estar cerca de un gato por el riesgo de contraer toxoplasmosis. Recapitularemos algunos puntos a favor de los gatos:  El gato no es portador de toxoplasma gondii (protozoo que causa la toxoplasmosis), el gato puede llegar a adquirirlo si no tenemos un control en la salud de nuestra mascota, si dejamos que sea un gato ambulatorio, ósea un gato que vive fuera de casa y entra y sale de ésta cuando quiere, debido a que las fuentes de contagio están en la calle (areneros de parques públicos, ingesta de carne contaminada con el parásito, por mencionar algunos.) Y en dado caso el gato adquiriera esta enfermedad, la única forma en que nos contagiaríamos sería si comiéramos heces de gato contaminadas con el parásito. (Lo cual es muy poco probable). Un correcto control de salud con un veterinario mantiene a nuestro gato alejado de estos problemas.  Y ayudará también a que el mito de que el gato causa o porta la enfermedad se desmienta. Y con esto disminuya la cantidad de gatos abandonados por un mal manejo de información.

Sus atractivas características para adolescentes

Tomando en cuenta todo lo antes mencionado,  si deseamos que nuestros hijos adolescentes tengan alguna mascota, un gato sería una buena opción para ellos. Su personalidad más bien reservada y misteriosa resulta muchas veces más atractiva para un joven que un perrito festivo al que consideran “de niños”. Pueden hacer un “clic” estupendo y hacerse compañía mutuamente sin sentirse exigidos por la mascota como en ocasiones ocurre con los canes. Un perro es de por sí un animalito más sociable y “dependiente.” Así mismo, el tener una mascota es una buena forma de iniciar al adolescente en responsabilidades, es una vida que tendrán a cargo. Un animal que depende de los dueños para poder alimentarse y vivir de una manera digna. Los gatos también han demostrado ayudar en terapia para niños y jóvenes con problemas de adaptación y/o  conductuales.

Si bien no son tan dependientes del humano como los perros,  los gatos necesitan de nuestra compañía y cuidados. Hay muchos albergues de animales rescatados a los que nos podemos acercar para cambiar una vida y salvar un gatito/ta de una vida de infortunio.

Eduardo Joachín es Médico Veterinario, colegiado No.1850, fundador de Avanti Vetcenter.

Dirección: 13 calle 12-96 zona 11. Bodex local 4D

Teléfono: 41493048

Facebook: Avanti VetCenter

Instagram: avantivetcenter