Una buena mamá /

2014.11.17
Foto por: Mabel Dubón

Foto por: Mabel Dubón

Si has sido mamá por más de dos segundos probablemente te has preguntado si estas haciendo las cosas bien y te habrás cuestionado si sos una buena mamá. Bueno, esta es una lista de las cosas que hacen las buenas mamás, para que te respondás las pregunta de una vez por todas.

Las buenas mamás dan de mamar… por tres años… tres meses… o tres días. Complementan con fórmula. O sólo se sacan la leche o sólo dan pacha. Las buenas mamás alimentan a sus hijos con todo orgánico. Las buenas mamás piden comida china y les dan galletitas en el carro. Las buenas mamás alimentan a sus hijos.

Las buenas mamás tienen casas impecablemente limpias con cocinas relucientes y pisos aptos para comer en ellos. Tienen marcas de dedos en la refri y migas debajo de la mesa. Las buenas mamás lavan sus ventanas cada semana. Las buenas mamás no se recuerdan de la última vez que lavaron sus ventanas. Las buenas mamás hacen de sus hogares un lugar feliz para sus hijos.

Las buenas mamás visten impecablemente a sus hijos con lo último de la moda. Las buenas mamás tienen hijos que salen a la calle con los atuendos más inesperados. Se peinan y maquillan todos los días y se visten muy bien. Las buenas mamás van a traer a sus hijos en pijama y despeinadas. Las buenas mamás hacen lo que pueden con lo que tienen.

Las buenas mamás tienen hijos que hacen berrinches masivos en la cola del súper y tienen hijos que se sientan callados y pacientes durante la misa. Las buenas mamás tienen hijos educados y amables que pueden llevar a cualquier restaurante y se comportan. Las buenas mamás tienen hijos melindrosos que tiran la comida en los restaurantes. Las buenas mamás tienen buenos y malos días con dificultades y retos.

Las buenas mamás usan pañales de tela, o los desechables más baratos que puedan encontrar. Las buenas mamás enseñan a sus hijos a ir al baño temprano… o tarde. Las buenas mamás practican colecho. Las buenas mamás mandan a sus hijos a dormir a la cuna inmediatamente. Son madres de tiempo completo, trabajan de 9 a 5 en una ofician o trabajan desde casa. Las buenas mamás, todas trabajan tiempo completo.

Las buenas mamás mandan a sus hijos a escuelas públicas… o privadas. Las buenas mamás hacen manualidades y se inventan actividades creativas para hacer con sus hijos. Las buenas mamás dejan que sus hijos se inventen sus propias actividades. Hay buenas mamás que no dejan a sus hijos ver tele. Y hay buenas mamás que dejan a sus hijos ver Frozen muchas veces a la semana para poder trabajar un poco. Las buenas mamás aman a sus hijos. Las buenas mamás necesitan descansos.

Las buenas mamás le cantan a sus hijos y oran por las noches. Las buenas mamás solo apagan la luz y huyen listas para su copa de vino. Las buenas mamás le leen 87 libros diarios a sus hijos. Las buenas mamás le dan un iPad a sus hijos para poder tener unos minutos de paz. Las buenas mamás le gritan a sus hijos a veces. Las buenas mamás hablan bajo y mantienen la calma cuando están frustradas. Las buenas mamás no son perfectas.

Las buenas mamás tienen días buenos y días malos. Algunos días son maravillosos… otros (muchos) solo quieren llegar a la hora de dormir. Algunos días se van a la cama sintiéndose un éxito en eso de la maternidad y otras noches se sienten un completo fracaso que no esta haciendo nada bueno para sus hijos. La buenas mamás no se las saben todas. No sé ven como esas figuras de los años 50 horneando galletas esperando a los niños con el almuerzo servido después del colegio. Y si lo lográn, esta bien también. La maternidad es hermosa y única, llena de altibajos, mientras estés haciendo tu mejor esfuerzo, vas a estar bien.

VIA Disney Babble