Un libro para cada edad /

2015.01.21

unlibroparacadaedad

En Cosas de Wiros promovemos el valor de leerles a tus hijos en voz alta por todas sos méritos educativos. Además consideramos importante introducir materiales educativos de alta calidad en la literatura de los niños y niñas. Uno de los grandes retos que encontramos al buscar literatura infantil en español es que muy pocos libros están clasificados por edades.

En la literatura inglesa existe una cuidadosa selección de los libros y su recomendación para distintas edades cognitivas, esto es por el énfasis educacional que tiene la lectura dentro y fuera de la escuela. Esto muy pocas veces sucede en los libros de producción hispanoamericana, en muchos casos la intención de las editoriales es que lleguen a todo pequeño lector, y somos los padres o adultos quienes necesitamos esas recomendaciones.

¿Por qué es importate este tipo de clasificación? porque para poder convertir a los niños en lectores, es importante que ese primer encuentro, y esas primeras experiencias comiencen desde muy pequeños. Para los niños, muchos libros suelen ser “suyos”: esa identificación con la historia, las imágenes y las palabras es la semilla del buen lector. Hay una edad para los cuentos populares, otra para las historias realistas y una para las historias de aventuras y de romance; por ello, es fundamental una selección de lecturas adecuadas a cada edad y a los gustos de cada niño.

Si dice “recomendado para niños de 11 años” es mas una guía para el adulto que para el niño , ya que no debe desalentar la lectura o la curiosidad si ellos estan interesados.

Partiendo de las ideas de Piaget, un experto en literatura infantil de la Universidad de la Mancha propone esta clasificación:

De 0 a 2 años.

Estadio sensorio-motor. Es el momento de las nanas, las rimas, las canciones, las retahílas. También de introducir los primeros libro-juegos y libros de tela y cartón.
De 3 a 6 años.

Estadio pre-operacional. A esta edad pueden empezar a disfrutar acompañados de un adulto de los álbumes ilustrados y de los cuentos.

De 6 a 9 años.

Primer estadio de las operaciones concreta. En general, es el momento de empezar con libros cortos que puedan leer solos.

De 9 a 11 años.

Segundo estadio de las operaciones concretas. Además de narraciones un poco más largas, es el momento de introducir libros sobre temas de conocimiento que les llamen la atención (dinosaurios, Egipto, medio ambiente…)

De 12 a 14 años.

Estadio de las operaciones formales. Irrumpe la literatura de misterio, de aventuras, de tintes sentimentales.
A partir de 15 años. Estadio de la maduración. En esta fase de pleno desarrollo lector, y un adolescente que haya cumplido todas las fases anteriores, debería poder enfrentarse a cualquier lectura adulta sin discriminación de temas.

Es casi imposible que la edad de lectura de un niño coincida con su edad real, estas son únicamente orientaciones generales que son de gran ayuda. La maduración lectora depende de cada individuo y en especial de que los padres dediquemos una hora al día a leerles los cuentos que mas les gustan.

Vía Suite 101