¿Te hace ruido la idea de pensar en llevar a tu hijo al... /

2019.01.29

Por Ana Beatriz Cuellar – Tykes

¿A caso entra en tu mente la voz de tu mamá o tu suegra diciendo que está muy pequeño? Quizá puedas sentirte culpable, por ya no cuidarlo tú al 100% y pensar en regresar a trabajar o tener un tiempo para ti. Puede también que pienses que está muy pequeño para entrar a un ambiente estructurado y a una rutina con horario. O quizá lo que te da miedo es que se separe de ti.

Es muy normal enfrentarse a todas estas ideas, estoy segura son muchos los pensamientos que te visitan y las creencias con las que hemos crecido que nos hacen cuestionarnos si estamos tomando la mejor decisión al llevar a nuestro hijo al colegio por primera vez.

No te sientas mal. 18 años de experiencia trabajando en la educación pre escolar y 3 hijos me hacen sentirme tranquila, de decirte que está experiencia de la escolarización ayudará y beneficiará a tu hijo, más de lo que te imaginas.

Beneficios de la escolarización
Estar en un preescolar dará a tu hijo muchísimos beneficios: Estar rodeado de materiales vistosos, de números, letras, figuras y canciones seguro será beneficioso para él o ella; pero la ganancia más importante que cualquier niño pueda obtener de está experiencia quizá sea el desarrollo social y emocional y las habilidades que él vaya adquiriendo. Al relacionarse dentro de un ambiente estructurado con más niños, irá adquiriendo autonomía e independencia. Estas serán herramientas que determinen la imagen de sí mismo y la seguridad que lo acompañará el resto de su vida.

Temas a evaluar
Ahora bien, veamos qué puntos serán los más importantes a tener en mente a la hora de tomar esa decisión. Primero será evaluar sola o con tu pareja qué buscan o qué desean como proyecto educativo para tu hijo y para tu familia: ¿A qué le dan importancia ustedes? ¿Cuál debería ser un “MUST” en esa elección?

Después de tantos años de experiencia trabajando con niños, conociendo cientos de familias y evaluando las necesidades de mis hijos, te aconsejaría varios puntos antes de tomar una decisión tan importante: Conoce. Investiga. Pregunta. Haz tu lista de pros y contras. Y… Toma la decisión que te haga sentir bien a ti, a tu pareja, pero sobre todo, que sea en beneficio de tu hijo.

Consejo: aleja las presiones de los demás, lo que piensen y lo que opinen. Los que para tí haga sentido, para ustedes. Céntrate en lo que se sienta bien, en cómo te sientas en ese lugar, la confianza que te hagan sentir. Si te da tranquilidad, estoy segura habrás encontrado el lugar que te acompañe y te apoye por los siguientes años en esta aventura educativa de tu hijo.

¿Que debe ofrecernos un pre escolar en estos años de tantos avances mundiales y tecnológicos?

Experiencia y currículo de calidad
Debe ofrecerte desde un inicio los años de trabajo comprobado, el trabajar al 100% con métodos reconocidos por años, debe proveer a cada alumno un ambiente preparado que propicie todos los días el aprendizaje por medio de materiales adecuados a cada edad. También debe poseer un currículum bien establecido que trabaje de manera integral con las áreas de cada niño, permitiéndole desarrollar sus fortalezas y trabajar sus áreas de mejora, sin poner etiquetas que detengan su aprendizaje.

Personal docente altamente capacitado
Te recomiendo buscar un pre escolar que se distinga por sus maestras, que cada persona que pase por la vida de tus hijos, sea guiada por la pasión, la excelencia y amor por su trabajo. Serán invaluables los años de experiencia trabajando con niños pequeños y los títulos que acompañen su trabajo.

Si es maestra de inglés, que hable un perfecto inglés. No digo que los niños vayan a salir hablando otro idioma a la perfección cuando salga del pre escolar, pero si considero que es a estas edades donde podemos marcar diferencia y cimentar las bases para enseñar y aprender un perfecto inglés. Si el pre escolar que eliges tiene algún método, será vital la experiencia y trabajo en el mismo por muchos años.

Enfocado en la individualidad de cada niño
Cómo mamá, además de la parte académica, considero debes buscar un pre escolar donde el objetivo principal sea el niño, su seguridad y cuidado. Que exista la comunicación abierta que permita resolver dudas y que brinde el apoyo que cómo papás buscamos. Que tu pre escolar se convierta en una extensión de casa, donde sientas que tu pequeño está seguro y que lo quieren y lo cuidan tanto como tú.

No existe nada perfecto. Pero para mí, el mejor pre escolar es aquel que reconoce que cada niño es diferente y especial. Donde se le respeta y valora exactamente cómo es. Donde la maestra se toma el tiempo para hablarle al niño, conocerlo y observarlo; descubriendo así sus intereses, temperamento, personalidad y estilos de aprendizaje. Que sepa qué lo motiva, qué hace mejor, qué se le dificulta.

Busca el pre escolar que se convierta en tu segunda casa, en una extensión de tu hogar. Dónde se forme un equipo para darle a tu hijo lo mejor y la más agradable experiencia de los primeros años escolares.

Ana Beatriz Cuellar es madre, psicóloga clínica, estudiante de coaching y lleva 18 años dedicada a la educación preescolar.