Si estas pensando en propósitos, esta es la forma de es... /

2017.01.09

Por Carolina Escobedo

Llega un nuevo año y la gran mayoría nos planteamos nuestras metas para el año, “hoy si empiezo la dieta”, “hoy si me inscribo al gym”, “este año si termino la U”, “este año si me voy de viaje” entre otros. ¿Quiénes nos comprometemos de verdad con esas metas?, y ¿cuántos de verdad las alcanzamos a fin de año? ¿Por qué no siempre lo logramos?

Primero, veamos la diferencia entre sueño y meta. Sueño es algo que anhelo, es un deseo que da vueltas en mi cabeza; para convertirse en una meta debemos de transformarla en una idea concreta que requiere organización, planificación y determinación.

Existen metas de corto, mediano y largo plazo. De corto plazo son más sencillas, de un mes a un año, como organizar un cumpleaños o comprarme un par de zapatos. De mediano plazo puede ser algo que requiere unos cuantos años, estudiar una carrera universitaria o enganchar una casa. Y de largo plazo requieren de un mayor esfuerzo de planificación como comprar la casa de mis sueños, planificar mi retiro, o planear dónde estudiarán mis hijos.

Aquí cuatro consejos resumidos para alcanzar sus metas y espero a fin de año que todos los que leímos este artículo las hallamos alcanzado.

1.
Póngalo por escrito determinando con exactitud lo que quiere lograr. Por ejemplo si mi deseo está relacionado con hacer la dieta o inscribirme al gimnasio, mi meta deberá ser bajar X cantidad de libras, o alcanzar un índice de masa saludable de X valor.

2.
Establezca un plazo. Ya sea de corto, mediano o largo plazo debe de tener un fecha determinada para lograrlo. Escriba el paso uno y dos en forma de enunciado y léalo en voz alta. Escucharse le ayudará a saber si su meta es realista y alcanzable. Una vez definida su meta póngala en un lugar visible.

3.
Haga un plan específico, describa paso a paso qué necesita para alcanzar su meta. Infórmese, cotice, evalúe distintas opciones y elija la más apropiada para usted. Por ejemplo si su plan es enganchar una casa, deberá evaluar la zona, cotizar distintas casas, establecer cuánto puedo pagar, qué opciones de financiamiento me ofrecen, o si me conviene más ahorrar para alcanzar el enganche.

4.
Haga un buen presupuesto, decida cuál es su mejor opción y cuánto cuesta. Si requiere de un pago recurrente, evalúe la frecuencia con que debe de hacer pagos o si debe abonar a su ahorro o inversión. Infórmese sobre las mejores herramientas financieras para hacer valer su dinero y conviértalo en un hábito. Pronto verá qué fácil es alcanzar sus metas.

Comprométase, el éxito para alcanzar una meta está en tomar decisiones y llevarlas a cabo. Determinación, si quiere tener una meta y no un sueño ¿ya tiene papel y lápiz a mano?

· Carolina Escobedo / Asesora Financiera