Secretos naturales para mejorar la inmunidad /

2014.11.07

Por más que los cuidemos, a veces sentimos que no ganamos esa batalla contra los bichos que invaden a nuestros hijos, sobre todo cuando ya están en el colegio y se enferman una y otra vez. Entre los grupos de niños los gérmenes se multiplican como conejos, y seamos realistas, la vitamina C está pasando de moda.

Las chapinas somos expertas en auto recetar. Basta con oírle la tos a un niño para saber exactamente que remedio hay que darle. No somos doctoras y eso hay que tenerlo claro. Pero podemos prevenir y ser proactivas en fortalecer nuestros sistemas inmunes y los de nuestros hijos. Acá te damos algunos consejos prácticos y naturales, que tal vez no has considerado, para fortalecer la inmunidad.

CALDO DE HUESOS

caldodehuesos

¿Viste la película Mi gran boda griega? Algo así como la visión del papá de que el Windex es la cura a todo. Algo así es esto de los caldos. Hay una razón por la que la sopa de pollo es considerada un buen alimento para los enfermos, hay magia en la sopita, dirían las abuelas. Bueno, no es magia. En realidad son vitaminas y minerales. Ya sean de res, de pollo o de pescado, los caldos son altos en minerales como magnesio, calcio, fósforo y silicio. Nuestros sistemas inmunes necesitan de estas vitaminas y minerales para funcionar óptimamente. Podrías considerarlos como una vitamina diaria, dárselos en vasitos entrenadores, agregarles arroz o frijoles, trata de agregarle la mayor cantidad de ingredientes posible. Puede que hasta pidan más.

BUENAS BACTERIAS

chukrut

Sí, bacterias. Pero de las buenas que viven en nuestro sistema digestivo. Hipócrates decía, hace miles de años, que “Todas las enfermedades empiezan en la tripa.” La ciencia moderna está comprobando que esto es verdad. Si no contamos con una cantidad saludable de bacterias buenas, entonces el cuerpo no es capaz de absorber las vitaminas y minerales de lo que comemos y las bacterias malas se aprovechan causando todo tipo de problemas de salud.
Así que, para incrementar las bacterias buenas en la tripa de nuestros hijos (y por ende fortalecer su sistema inmune), necesitamos darles alimentos que sean fermentados y que contengan colonias activas como yogurt natural, crema agria, pepinillos, escabeche, curtido y otros vegetales fermentados, podrías explorar opciones más internacionales como el kefir y el shukrut. Si tus hijos no están acostumbrados a comer este tipo de comidas, debes empezar poco a poco pues pueden experimentar un bajón causado por las malas bacterias y podrían presentar síntomas como de gripe.

OLVIDATE DEL GEL ANTIBACTERIAL

gelantibacterial

Pasamos tanto tiempo tratando de meterle buenas bacterias a la dieta de nuestra familia que sería una lástima usar algo que las mate todas. Es por eso que necesitamos olvidarnos del gel antibacterial. Es cierto, mata las bacterias malas, pero también mata las buenas que son parte importante de nuestro sistema inmunológico. El gel antibacterial también está implicado en ayudar a crear super bichos. En lugar del gel antibacterial, haz que tus hijos se laven las manos con agua y jabón o puedes hace tu propia mezcla antibacterial usando aceites esenciales. Como este. (link acá a la receta)

MANTEQUILLA

mantequilla

¿Sabías que las vitaminas A, D, E y K son vitaminas liposolubles? Esto significa que nuestros cuerpos necesitan grasas saludables para absorberlas. La mantequilla de origen animal, de vacas que comen grama sobretodo, es alta en vitaminas A, D, E y K y es además, una fuente saludable de grasa. Así que si queremos que nuestros hijos tengan sistemas inmunes fuertes y no sufran de deficiencias vitamínicas, necesitamos asegurarnos que estén obteniendo suficiente grasa saludable. El coco, las carnes alimentadas con pasto, los huevos y lácteos de granja, el pescado, aguacate y nueces son otras maravillosas fuentes de grasas saludables.

SEÑOR SOL

tomarsol

Todas sabemos que absorbemos vitamina D a través de nuestra piel por medio de la exposición al sol. De tal manera que nuestros hijos necesitan pasar un poco de tiempo afuera todos los días bajo el sol sin protector solar para poder absorberla. Y recuerda que la vitamina D es una vitamina liposoluble, así que si no están comiendo sus grasas saludables, sus cuerpos no serán capaces de sintetizar la vitamina D tan bien.

REDUCE EL AZÚCAR

reducirazucar

Es conocido que el azúcar reprime al sistema inmune cuando se consume en abundancia. Desafortunadamente, nuestras dietas están llenas de azúcar en un forma y otra, así que hasta el consumidor más cuidados podría estar consumiendo una cantidad más grande de azúcar que la que se propone. Es clave no permitir que nuestros hijos coman cosas azucaradas en períodos en que estarán expuestos a muchos gérmenes.

SUEÑO

sueño

Siempre es importante que nuestros pequeños duerman lo suficiente, pero especialmente cuando estén expuestos a alguna enfermedad. Asegurarnos que estén bien descansados no solo les ayuda a estar más atentos y concentrados, también ayudamos a sus cuerpos a combatir las infecciones. El reposo es siempre el mejor aliado.

¿Que haces tu para ayudar a tus hijos a mantenerse saludables?

VIA simplelifeabundantlife.com