¿Salvamos el planeta? 6 cosas que las mamás conscientes... /

2017.08.28

Utiliza menos agua

Si te has quedado sin agua en algún momento, sabés lo preciado que es tenerla. Hagamos el compromiso cambiar la forma en la que consumimos el agua y que EDUCAMOS a nuestros hijos a usarla.

  • Podemos comenzar por lavar menos ropa, los hijos pueden ayudarnos a doblar la ropa que no se ensució, y tener un solo día para lavar.
  • También podemos utilizar menos agua al bañarlos, utilizando baños más pequeños en vez de llenar la bañera.
  • Los adultos pueden comprometerse a las duchas de 5 minutos.

Nuestro mayor énfasis en ahorrar agua está en enseñarle a nuestros hijos a ahorrarla.

  • Lo podemos hacer mientras se lavan los dientes: “vamos a apagar el chorro porque hay otros niños que se están lavando los dientes y necesitan agua”, “vamos a ahorrar agua para que todos podamos usarla”, “utilicemos una regadera en vez de una manguera para regar las plantas”

Nada de lo que digamos a nuestros hijos es tan importante como el ejemplo. Si nos ven ahorrar agua, ellos ahorrarán agua.

 

Reduce tu consumo

Al ser inconscientes de nuestro consumo puede llevarnos a consumir más de lo que necesitamos. Vivir en el hoy significa pensar dos veces si realmente necesito un producto.

Generalmente como mamás, somos quienes más consumimos. Si haces el súper y estas a cargo de las compras tienes que poner atención a lo que necesitas y lo que es un gusto. Esto también te ayudará a ahorrar.

Comprar en “grande” puede significar un ahorro a la familia, sin embargo, no todo lo que viene en “bulk” es algo necesario. Intenta con cada compra preguntarte si REALMENTE lo necesitas. Busca consumir productos en envases reusables o reciclables o a granel y lleva tus propias bolsas.

 

Recicla y re-usa

Ya no hay más excusas que “en Guatemala” no hay cultura de reciclaje. En todos los lugares vemos que ya hay comercios, empresas y casas particulares que están reciclando. Puedes contactar a estas empresas que recogen el material reciclable dos veces al mes como RECICLEMOSGT. Y en este link algunos puntos de reciclaje de la ciudad.

Para re-usar, sabemos que podemos usar los botes donde vienen las conservas para guardar alimentos, o para usar de floreros, etc. Hay mil ideas en lugares como Pinterest para poder re usar el material que consumimos.

Lo más importante que podemos hacer como mamás es escoger envases que no sean plásticos. El reciclaje es una opción, pero la finalidad es optar por otros materiales con menos impacto ambiental.

 

Maneja menos

Este es quizás el mayor impacto que puedes tener: reducir tus emisiones. En Guatemala es un gran problema que los colegios queden tan alejados de los lugares donde vives. Busca opciones cercanas, si es posible. Cuando escojas una actividad extracurricular que no sea del otro lado de la ciudad, se consciente de tu tiempo y del trafico que generas. ¿Haz probado usar una bici el fin de semana? Camina y pide jalón. Ofrece ser el piloto designado para ir a algún lugar. El transporte público es siempre una solución, pero en Guatemala el tema de seguridad debe solucionarse para hacer esta una opción viable para todos.

 

¡Sin bolsa por favor!

Durante el mes somos capaces de acumular de 70 a 100 bolsas plásticas de todos tamaños que no son re-usadas y que van a parar a los vertederos. Requiere muy poco de ti poder ayudar a reducir el consumo de plástico. Necesitas bolsas de tela o canastas que guardes en tu carro. Al principio se te olvidarán en casa, o en el carro, pero poco a poco te darás cuenta de lo que tener tus propias bolsas aporta al planeta. Todos tenemos bolsas de tela en casa. Comencemos a usarlas en las compras.

 

Regalos eco –conscientes o no regalos

Las mamás estamos acostumbradas a regalar. Nos toca por lo menos ir a 4 piñatas al mes. Cambiemos la forma en que nos relacionamos con los regalos. No todo es objeto, y si bien, es una forma de mostrar aprecio, no es la única forma. Podemos hacer nuestros propios regalos, (hornear algo delicioso para el cumpleañero), podemos decidir solamente regalar libros, los cuales son de material reciclable. Podemos escribirles un “vale por” y canjearlo por un helado, una tarde en el cine, o una mañana en alguna actividad que el niño o niña guste. ¿Qué tal regalarle a un niño un arbolito para que siembre?

¿Se te ocurren otras ideas que no aparecen aqui?, dejános un comentario.