¡Reduce la ansiedad por comer! /

2015.05.28

analuciaarrivillaga-nutricionista

Ana Lucía Arrivillaga
info@nutrireclinic.com

 

¿Les pasa? ¿Comen de más si están estresadas, tristes, preocupadas; incluso felices? ¡A mi definitivamente me sucede!

Cuando mis pacientes me preguntan cual pienso yo que es el enemigo # 1 de las dietas respondo sin dudarlo: la ansiedad. Y es que, desde que somos niños, cuando alguien nos prohíbe algo nuestra respuesta automáticamente es desearlo aun mas, hacer berrinche y tratar de conseguir aquello que se nos prohibió.

Es por ello que en mis dietas no existen alimentos prohibidos. Es posible incluir en nuestro menú aquellos alimentos que mas disfrutamos, el secreto está en la moderación. El día de hoy les traigo 5 consejos, para ayudarlos a controlar esa ansiedad que muchas veces padecemos cuando tratamos de comer de manera más saludable:

1. Tomate un minuto (o mejor 10), para pensar si en realidad lo que estas sintiendo es hambre o únicamente apetito, y distráete.  Si en realidad es hambre, te recomiendo comer algo saludable. Ahora, si es únicamente apetito o ansiedad, intenta esperar unos minutos, y cambia de actividad. Sal a dar una vuelta a la colonia, a pasear con tu perro, ve a jugar con tu hijo. Probablemente luego de unos minutos tu antojo habrá desaparecido.

2. No te olvides nunca de desayunar, e incluye siempre en tu desayuno alguna fuente de proteína magra. Estudios recientes han demostrado que las personas que incluyen proteína en el desayuno, se sienten mas satisfechos durante el día y esto les ayuda a controlar su apetito. Algunas opciones son el yogurt griego, queso cottage y las claras de huevo.

3. ¡No pases hambre! Al pasar hambre, nos resulta muy difícil controlarnos cuando tenemos comida enfrente. Procura comer algo cada 3 o 4 horas, para mantener tus niveles de glucosa en sangre estables. Te recomiendo 3 tiempos fuertes de comida, y dos snacks saludables entre comidas. También puedes picar a lo largo del dia zanahorias bebes, pepino, zucchini crudo, apio con limón o algún aderezo bajo en calorías.

4. ¡Duerme lo suficiente! Yo se, a veces es mas fácil decirlo que hacerlo (tengo una bebe de 14 meses y creo que llevo 14 meses sin dormir de corrido, quizás un poco más), ¡Pero el descanso es importante! No se si han notado, pero cuando nos desvelamos automáticamente el siguiente día tratamos de buscar energía en fuentes – no muy saludables – por así decirlo (café cargado con cremora y azúcar, gaseosas de cola, donas, postres, etc). A mi me sucedió cuando Luciana era recién nacida, y los desvelos y la falta de energia me hacian atacar botes enteros de mantequilla de maní. Esta demostrado que dormir poco afecta el peso y el apetito, así que trata de relajarte y dormir por lo menos 6 a 8 horas por las noches.

5. Y la próxima vez que sientas ganas de comer, intenta tomar uno o dos vasos de agua pura. Muchas veces comemos cuando en realidad lo que nuestro cuerpo nos esta pidiendo es agua. Y otro beneficio es que, en un estudio reciente se demostró que aquellas personas que ingieren 2 vasos de agua pura antes de comer, ingieren menos calorías a lo largo del día. En lo personal, me encanta la chia. Ayuda con la digestion, y tambien ayuda a controlar la ansiedad. Lo que yo hago es agregar mis dos cucharadas de chia en dos litros de agua, y beberlo durante el dia. Es importante no exceder las dos cucharadas diarias pues la cantidad de fibra seria excesiva.

Por último, intenta que al menos la mitad de los carbohidratos que ingieras sean integrales. La fibra de los alimentos integrales nos ayuda a sentirnos satisfechos durante mas tiempo, y a controlar nuestros niveles de glucosa en sangre durante el día para evitar bajones.

Espero que estos consejos te ayuden, cualquier duda o comentario recuerda que puedes platicar directamente conmigo a través de mi pagina web: www.NutrireClinic.com ¡Estoy a las órdenes!