Reconoce la aversión severa a la comida en niños /

2016.08.08


Jimena Tejeda / Nutricionista Materno-infantil
jimena@hbnutrition.com.gt

 

Una aversión es una reacción de evitación severa hacia un estímulo no agradable el cual produce estrés. La aversión severa a la comida es un problema sumamente frustrante para los padres y puede causar mucha tensión durante los tiempos de comida. Estudios científicos estiman que aproximadamente el 25% de los niños tiene problemas menores para alimentarse durante algún punto en su desarrollo. Sin embargo, entre el 40% y 70% de los niños nacidos prematuros o con enfermedades crónicas presentará problemas de alimentación. Algunos de los signos y síntomas que indican que tu hijo padece de aversión a la comida son:

  • Sólo acepta una variedad muy limitada de comidas
  • Preferencias extremas por comidas específicas
  • Inhabilidad para comer otras cosas aunque sean las comidas habituales en casa
  • Preferencia por evadir la comida durante un día entero en vez de probar algo nuevo
  • Bajo en las curvas de crecimiento
  • Dificultas para tragar o masticar
  • Presenta náusea o escupe la comida con facilidad
  • Tiempos de comida muy prolongados

Lo peor que puedes hacer en este caso en perder la paciencia y obligar a tu hijo a comer cuando no quiere, esto solo aumentará tu frustración y logrará tu hijo relacione la comida con regaños. Los niños aprenden patrones de alimentación desde pequeños, los cuales seguirán practicado durante la edad adulta. En los casos extremos se recomienda que visites a una nutricionista, a un terapista ocupacional y evalúes la posibilidad con un dentista de un problema de la cavidad oral.

La terapia para superar la aversión oral severa puede tomar meses y en algunos casos años. Se debe ir trabajando un proceso de desensibilización a la comida y al estímulo negativo asociado. Recuerda que comer es toda una experiencia sensorial que involucra visión, texturas, sabores temperaturas y olores diversos que pueden sobre-estimular a un niño hipersensible a la comida. Una de las principales herramientas es ¨food chaining¨ la cual consiste en que un terapista determine cuáles son las comidas que si son aceptadas. Las comidas aceptadas se mantienen como la base de la dieta y gradualmente se van ofreciendo comidas que puedan ser aceptadas.

Cualquier comida que es moderadamente aceptada se vuelve parte de las comidas ofrecidas regularmente. Es recomendable que refuerces los pequeños logros de tu hijo y le des retroalimentación positiva cuando alcance una nueva meta en su alimentación. En bueno que trabajes con metas pequeñas y medibles ya que los cambios asociados son a largo plazo. Cualquier problema o duda me puedes consultar!

Continua leyendo sobre nutrición: 5 razones por las que tu hijo puede rehusarse a comer y los comedores selectivos