¿Rapar o no rapar a mi bebé? /

2015.04.27

Entrevista con la Doctora Marie Andrée Schambach Médica y Cirujana especialista en Restauración Capilar

¿Rapar o no rapar al bebé? Padres y madres de familia nos hacemos esa pregunta, muchas veces porque se tiene la creencia que el cabello saldrá más fuerte, parejo y abundante y en otros casos lo llegamos a considerar por estética (esos hoyitos o mechones sueltos en la cabeza de nuestro bebé  le restan belleza a nuestra perfecta creación).

Para aclarar algunas dudas y orientarnos a tomar una decisión, nuestra experta en temas capilares la Dra. Marie Andrée Schambach nos brinda un poco de su conocimiento.

En muchos países latinoamericanos existe la costumbre de rapar a los recién nacidos, ¿Cuál es la realidad alrededor de esta práctica?
Existen muchos mitos sobre el cambio de la calidad y la cantidad de cabello al momento de rapar a nuestros bebés, sin embargo no existe un respaldo científico que compruebe que esta teoría sea cierta.

¿Es recomendable raparlos? ¿Existe evidencia que mejora la calidad del cabello?
Rapar a un bebé no implica causarle daño, lo cual, si es una decisión de sus padres, no va a afectarles negativamente; sin embargo, reitero que la calidad del cabello será la misma si es rapado o no. La única diferencia es que se verá sin pelito o crecerá más parejo.

Si tomamos la decisión de rapar a nuestro bebé, ¿Cómo y cuándo  es el mejor momento para hacerlo?
Es recomendable hacerlo cuando nuestro bebé ya logra mantener la cabecita levantada por sí solo. Recomiendo acudir a lugares profesionales donde lo realizan constantemente y no con la máquina en casa ya que podemos lesionar su piel o sus orejitas. Debemos proteger su piel con crema o aceite de bebé y por supuesto evitar el sol directo en su cuero cabelludo.

En resumen, el cabello de tu bebé crecerá de la misma forma tanto si lo rapas como si no lo haces. Si rapas la cabecita de tu hijo cuando es muy pequeña no olvides proteger su piel y deberías cuidar que no pierda su calor corporal utilizando un gorrito los días de mucho frío.

Por último recuerda que en muchos de los casos se conocerá el grosor de su pelo, el color y la cantidad al término de algunos meses, cuando se le empiece a caer y salga el pelo nuevo.