Querida mamá cuyo bebé no nació sano /

2014.11.17

nosano1

Escrito por Erin Odom

Querida mamá cuyo bebé no nació sano:

Primero que nada, no tengo idea de como te sientes. Mi tres hijos nacieron “sanos”. No pasamos tiempo en la unidad de cuidados intensivos neonatales y los trajimos a casa dos días después de su nacimiento.

Las madres como yo no llegamos ni siquiera a comprender por lo que has pasado. Como nosotras, tuviste un baby shower. Tenías la esperanza… y la viste desaparecer cuando te dieron el diagnostico.

Es posible que hasta te hayan aconsejado terminar el embarazo… pero valientemente llevaste a tu bebé a término, enfrentando tus miedos y temiendo el costo de criar un niño con un impedimento.

Mientras el resto de nosotras luchamos para amamantar o tal vez con depresión post parto, tu las tuviste que superar mientras dormías en la sala de espera del hospital, sacándote leche para alimentar a tu pequeño que aún no desarrollaba el reflejo de succión o trabajando horas extra para pagar las cuentas médicas. Nuestras “dificultades” de la maternidad temprana no son nada comparadas con las tuyas. Eres fuerte.

Cuando las personas se queden viendo a tu hijo, tu corazón se llena aún más de amor. Y se rompe con solo pensar en el día en que se den cuenta que es “diferente.” No lo sé, mamá. Simplemente no sé porque tuviste que pasar por esto. Puedes preguntárselo a Dios y yo lo haré también.

La madres como tú son maestras para madres como yo. Nos ayudan a enseñarle a nuestros hijos que los hijos como el tuyo deben ser respetados, amados y tratados igual que a ellos les gusta ser tratados.

Una de las frases que más odiaba durante mi embarazo y la más común: “No importa si es niño y niña, lo que importa es que venga sano”

Y que si no está sano? siempre quise responder. Eso significaban menos bendición? O que íbamos a querer mandar a nuestro bebé de regreso? NO.

A las mujeres en general: Podríamos sacar esa frase de nuestro vocabulario y reconocer que los niños son una bendición sin importar nada más?

El otro día vi este video de un padre devastado cuando se enteró que su hija nacería con síndrome de down. Es brutalmente honesto: incluso considero que su esposa terminara el embarazo. Esta en inglés y vale la pena verlo.

Pero algo pasó cuando la pequeña nació. Le cambió la vida. Ahora esta loco por ella y es un campeón para los niños como ella. Ve la historia y animate. Vale la pena unos minutos de tu tiempo.

VIA The Humbled Homemaker