¿Por qué adoptar una mascota? /

2019.04.23

Por Eduardo Joachin, Médico Veterinario – Avanti VetCenter

La adopción de mascotas es una práctica que ha tenido un auge en los últimos años. Hablemos un poco sobre los beneficios y por qué es una mejor opción que comprar una mascota en algún criadero o petshop.

Existe muchas creencias erróneas como que una mascota debe tener una camada para “ser feliz”, para no tener cáncer etc. La realidad es que de 10 perros de una camada, únicamente dos conseguirán un lugar estable y donde se les provea de las cinco libertades fundamentales de los animales (que ya mencionamos en un artículo anterior, para verlas haz click acá). El resto de la camada terminará en la calle, abandonado, o muerto en el peor de los casos.

Entre los motivos de abandono están:

  • Alguien compró un perrito para su novia/o y al pelearse o terminar la relación el animalito se lleva la peor parte y termina en la calle.
  • Papás que le regalan un perro a su hijo para navidad o cumpleaños, el perrito crece y llega a golpear al niño (sin intención) y lo regalan o sacan a la calle.
  • Los dueños no le llevan un control veterinario adecuado a la mascota y ésta contrae alguna enfermedad infecciosa y es abandonada por lo temor a que los contagie y/o falta de responsabilidad para costear el tratamiento adecuado.
  • Personas que comparan un animalito sin informarse de las características propias de la raza, como temperamento, tamaño, etc. Y luego el espacio que le tenían designado les queda pequeño o la cantidad de comida que consumen es alta y les resulta una salida fácil dejarlos a su suerte.

Y así, podríamos seguir dando ejemplos de el por qué terminan las mascotas en la calle.

Un punto a favor de los animales «sin raza definida» es su genética. Ocurre algo llamado selección natural, que es básicamente la manera en que la naturaleza “elige” como se reproducen los organismos de acuerdo a sus propiedades y así favorece su adaptación al medio ambiente donde éste se reproduce. Esto no ocurre en los llamados perros de “raza”. Si no todo lo contrario, si buscamos en internet fotos de razas como el pug, el bulldog inglés, el pastor alemán por mencionar algunas, podemos ver que su morfología ha cambiado para mal, haciéndolos más predispuestos a problemas físicos. A la larga lo único que esta fijación con “perros de raza” hace es dar una mala calidad de vida a algunos perritos. Simplemente porque no se hace una adecuada selección de reproductores en los criaderos. Si bien no son todos, en la gran mayoría de criaderos de mascotas no realizan pruebas a los reproductores para saber si padecen alguna enfermedad que pueda pasar a la descendencia (por ejemplo, displacía de cadera, hernias, problemas neurológicos, oftalmológicos, etc.) y al no realizar pruebas, estas enfermedades siguen pasándose de generación en generación. En los perros sin raza definida, los mejores genes se replicaron en los individuos que están preparados para desarrollarlos. Eso significa que el perro que llevas a casa está preparado para sobrevivir y vivir bien. Y pues no está de más recordarles que adoptando contribuimos a bajar al exceso de población canina/gatuna callejera. Los invito a acercarse a cualquier asociación de rescate o bien si ya conocen a algún gatito/perrito de la calle y no quieren hacer papeleo, sáquenlo de la calle. ¡Cámbienle la vida a una mascota que ha sufrido! No necesariamente debe ser cachorro, recuerden que muchos animales son abandonados por ser geriátricos y que mejor que pasar los últimos años de su vida rodeados de amor.

Será una excelente oportunidad para trabajar valores como solidaridad, responsabilidad y sensibilidad humana con tus hijos. Y no solo vas a salvar una vida, también vas a ahorrarte muchos QQQ.