¡Nos fuimos al cine! Review Sala Junior Naranjo Mall... /

2016.06.17


Tuvimos la oportunidad de ir al estreno de “Buscando a Dory” y de paso estrenar la Sala Junior de Cinépolis,en Naranjo Mall. Acá les dejamos parte de esta experiencia.


Anitza:


Abrieron la sala Junior en el centro comercial Naranjo Mall. Un concepto totalmente nuevo para nosotros los guatemaltecos, donde la idea es que los niños la pasen muy bien viendo la película sin personas alrededor que regañen si por ejemplo a algún wiro se le ocurre preguntar a todo volumen: ¿dónde está Nemo? 

La experiencia se vive desde el primer momento en que se entra a la sala. La reacción de mi hijo Luca fue: ala que chilerísimo! y la verdad es que el área si está muy atractiva: espacio para que los más peques puedan jugar, un tobogán gigante para los más grandes (hay altura máxima, lo sé porque traté de subirme pero mis 1.70 metros sobrepasaban el límite).

Opciones para sentarse? Varias. Sofá Camas, cojines, bean bags (puffs o cojines gigantes para 2 personas para que me entiendan), o si no, butacas normales.

La idea es que los niños puedan jugar y divertirse mientras empieza la película sin tener que estar sentados viendo anuncios poco atractivos para ellos. En cada área de juego hay personal del cine cuidando que los niños se respeten y sobre todo respeten las reglas. Cuando se anuncia que la película va a comenzar, todos deben de regresar a sus lugares y no esta permitido que nadie siga jugando una vez haya empezado a proyectarse la película.

Lo que me encantó:

  • En la entrada hay área para dejar los carruajes. 
  • Los niños realmente se gozan la experiencia de jugar y luego ver la película, los adultos estamos un poco más relajados sabiendo que todos allí son papás, abuelitos y wiros.

Lo que todavía nosé si me gustó:

  • La película se para a la mitad, ó sea hay un intermedio. Esto según anuncia el muñequito que salen en la pantalla es para que los niños puedan ir al baño, hacer refill de poporopos (entra una carretilla a la sala) o simplemente jugar otro poco. Todo muy bien, pero siendo sincera cuando mi hijo quiere ir al baño, quiere ir al baño. (yo sé que cuando me dice: tengo pipi, sólo me quedan unos cuantos segundos para buscar el baño más cercano, que por cierto aquí si queda bastante cerca) así que en mi caso es imposible que yo le diga: espérate al intermedio y vamos tranquilos. Estoy segura que no soy la única pues vi a varios papás saliendo, como yo, a media película para responder el llamado de la naturaleza. 
  • Vi también el miedo en los ojos de algunos papás pensando que si los wiros se iban a jugar a media película, ya no iban a querer regresar a sentarse y eso podía convertirse en un caos. Debo decir que en la función que fuimos, todos muy educados regresaron a sus lugares. 

En resumen, vale la pena la experiencia, si viven cerca aprovechen, sino hagan como yo, empaquen provisiones para el tráfico y vayan a conocer. Sus hijos se la gozarán y estoy segura que Uds. como papás un poco más.

———–

Irene:


Ayer me fui de date con mi hombrecito guapo, debo confesar que desde que nació Emilia, mi chiquita, días como estos han sido contados con una mano. 

Estabamos emocionadisimos desde que recibimos la invitación para ir a ver Buscando a Dory, en la nueva sala Junior.

Desde que escuche que existía esa sala me causó curiosidad, mi hijo no es de los que se queden mucho tiempo sentado viendo una película y menos si hay juegos al lado, así que nos aventuramos a conocerla. 

La sala esta lindisima! Beanbags, butacas, sillones, sillas acolchadas. Areas de juegos para niños, un tobogan gigante, un mini atrás, mi hijo estaba Feliz! 

Se la gozó! Al principio jugando en todas las amenidades que tiene la sala, luego a acostarnos en nuestro beanbag para dos a ver la película con poporopos. A mitad de película hay una pausa, solo se prendió la luz y ¡Domenico ya estaba subido en el tobogán!, tanto que ni al baño quería ir. Al empezar la segunda parte de la película me costo un poco volverlo a sentar, ya les había contado que no es bueno para sentarse a ver películas completas, pero lo logramos y la terminamos de ver. 

Super recomendada la sala Junior, los niños realmente se la gozan y nosotras sabemos que están en un lugar seguro y con apoyo del personal de Cinépolis. 

———-

Annie:


El ir a ver Dory a la sala Junior creo que fue más emocionante para los papás que para los niños. El que Dory se haya tardado 13 años en salir después de Buscando a Nemo fue una espera realmente larga. Imagínense, si alguien hoy tiene 30 años tenía 17 cuando vio a Nemo. O Si tiene 25 tenía 12 años.   

La sala Junior es toda una experiencia, tiene un área para niños pequeños al frente y un resbaladero gigante para más grandes. Cuando uno ve un resbaladero en la sala de cine es impactante. Creo que lo mismo para los niños.

Para poder aprovechar la sala, se debe de llegar temprano a la función, ya que después hay un intermedio de 10 minutos para jugar de nuevo. Alguien como yo ese espacio de tiempo lo utilizamos para que mi hijo fuera por 2nda vez al baño. Las sillas tampoco son comunes, tienen tres tipos de sillas diferentes, butacas, dos filas de bean bags y una especia de sillas acostadas. La sala junior hace ir al cine con niños una experiencia diferente.

Así que los invitamos a conocerla, estos son los precios*:

Butaca

Q 64.00 adultos
Q 52.00 niños

Puffs para 2 personas

Q 128.00 adultos
Q 104.00 niños o personas de la tercera edad

Sofá Cama

Q 64.00 adultos
Q 52.00 niños o personas de la tercera edad

*información proporcionada en 2378-2300 (línea de Cinépolis)