Niños y jóvenes: el dinero se gana con trabajo /

2016.10.05

Por Carolina Escobedo
carolescobedor@gmail.com

 

Cuando entré a la universidad, un reconocido banco del sistema decidió “regalar” tarjetas de crédito a todo alumno de primer ingreso, el único requisito era tener cédula, y además en la primera compra le regalaban un “paquetón de bebidas” en la super 24 más cercana. Se imaginan cuántos alumnos terminaron endeudados y cuántos papás tuvieron que entrar al rescate a pagar esas tarjetas.

Vi también tanto en universidades privadas como públicas chicos que creían que sus papás tenían obligación de darles todo cuanto quisieran solo porque ya eran jóvenes universitarios, como si sus papás estuvieran en deuda con ellos por haberse graduado del colegio. El caso que más me impresionó fue uno de una familia de cuatro hijos, el papá perdió su trabajo y tuvo un accidente que lo dejó incapacitado, la mamá tenía un trabajo modesto, y el segundo de los hijos en 3er año de la universidad obligaba a su mamá a comprarle todo libro, cuaderno y accesorio último modelo bajo el argumento de que ella tenía la obligación de mantenerlo hasta que se graduara de la universidad (fueran eso 5 o 20 años).

Qué bueno por los chicos que sus papás tienen la oportunidad de costear su universidad completa, en especial las carreras demandantes que no permiten que el estudiante trabaje ni a tiempo parcial. Pero no es este el caso de todas las familias, es más, es el caso de la minoría de familias guatemaltecas, y es por ello que me gusta tanto este tema para crear conciencia en los niños y jóvenes que el dinero se gana con trabajo y que no pueden tener todo cuanto se les antoja. Muchos de los temas que voy a tocar pueden parecer muy obvios, pero estoy segura que eso fue lo que pensaron los papás de estos chicos universitarios y realmente pudo ser que por obvio se les olvidó reforzar algunos de estos temas.

Primero, es importante que los chicos aprendan ¿qué es el dinero? La definición completa pueden encontrarla en Wikipedia, pero para fines explicativos, a mis “wiros” les diría que es la representación del valor de las cosas materiales; para fines gráficos lo más útil es el efectivo, pero el mejor aprendizaje siempre es predicar con el ejemplo. Al final incluyo algunos tips específicos que pueden ser de utilidad en este punto.

Segundo, los chicos tienen que aprender que la cantidad de dinero es limitada y que por eso hay que saber administrarla bien.

Tercero, (y ésta es para nosotros los papás) el valor del dinero no es algo que se aprenda a la primera sino que es un hábito que se forma en su entorno cada vez que los papás le dan la oportunidad al niño de que “practique”, eso es que compre cosas, que planifique, que ahorre, que se gane su propio dinero, etc.

Cuarto, el orden de los gastos. Tiene que tener bien clara la diferencia entre lo necesario y lo no necesario. Donde primero se gasta en lo esencial según las prioridades de la familia (comida, agua, luz, colegio, pago de la casa, etc).

Tips para enseñar el valor del dinero

  • Lo mejor es darle la oportunidad de usar efectivo, si son muy pequeños tienden a confundir la denominación de los billetes, algunos preferirán dos de Q1 que uno de Q5 pensando en cantidad. Los niños nos ven pagar con la tarjeta de crédito y pareciera ser una fuente de dinero similar a una varita mágica, es bueno que luego te miren pagar la tarjeta para que entienda que el dinero tiene que salir de algún lado.
  • El concepto de la mesada, esto depende del criterio y capacidad de cada familia. Recibir una cantidad semanal de forma sistemática crea un hábito en los chicos.
  • Darles la oportunidad de ganar dinero extra, también es muy a criterio de cada familia, pero pueden darle un pago al niño a cambio de trabajos extra en la casa, siempre y cuando no forme parte de sus obligaciones (no le voy a pagar por ordenar su cuarto). Siempre es bueno motivarlo a ganar dinero, no solo por una tarea educativa sino por responsabilidad.
  • El ahorro es un tema más amplio, pero ya sea con una alcancía, una cuenta de ahorros o una cajita de cartón, es bueno que los chicos sepan que ahorrar les permitirá planificar para metas más grandes.
  • Si deciden abrir una cuenta en el banco para los chicos, pueden darle la oportunidad que sea el niño quien lleve a depositar su dinero al banco para que tenga bien claro dónde está el dinero. Hay varios bancos del sistema que ofrecen este servicio para niños.
  • Llevarlo al supermercado, siempre andamos corriendo a la hora de hacer super, pero si un día tenemos el tiempo, es bueno dejarlo escoger los productos de la lista y comparar precios de distintas marcas.
  • Cuando planifiquen viajes, o planes a mediano plazo pueden tomarlos en cuenta y hacerlos partícipes del esfuerzo que requiere ese viaje soñado.
  • En internet encontrarán muchos juegos educativos, pero mi favorito es tangible y de mesa: el Bancopoly Chapín, para quienes no lo conocen es el mismo juego de Gran Banco, pero con los departamentos de Guatemala, servicios y entidades públicas como la EEGSA, Empagua, el Banco de Guatemala, el IGSS y la SAT. Hace poco tuve la oportunidad de jugar con mis sobrinos (desde los 7 a los 16 años) y me encanta la manera en que compran, venden, cobran, pagan y resuelven conflictos. Los grandes ayudan a los pequeños, los ambiciosos no pierden un solo cobro de sus propiedades, los generosos tratan de ayudar a sus amigos, y cuando una regla no estaba clara, en vez de leer las instrucciones, juntos llegaban a un acuerdo simple y razonable que les beneficiara a todos. Ojalá así funcionáramos siempre en sociedad.

Recuerden siempre que la clave está enseñar a los niños desde una temprana edad el correcto uso del dinero. Enseñarles con el ejemplo y darles la oportunidad de tomar decisiones, que puedan generar ingresos, realizar gastos, equivocarse, aprender de sus errores y crecer sanamente.

Soy asesora financiera familiar y pueden contactarme para apoyarles.

· Carolina Escobedo / Asesora Financiera