Naúseas y vómitos durante el embarazo /

2016.09.08


Dr. Christian Grotewold / Ginecólogo y Obstetra
ginegrotewold@gmail.com

¿CUÁNDO EMPIEZAN Y TERMINAN LOS SÍNTOMAS DE LAS NÁUSEAS Y VÓMITOS EN EL EMBARAZO?
Para algunas mujeres embarazadas los síntomas de las náuseas y vómitos son peores en la mañana y se hacen más llevaderos en el transcurso del día, pero pueden ocurrir en cualquier momento y usualmente duran todo el día.

La intensidad de los síntomas no es igual para todas, incluso puede variar también diariamente de mujer a mujer. En general, esta condición afecta alrededor del 75% de las mujeres embarazadas durante el primer trimestre.

Las náuseas por lo general comienzan alrededor de las 6 semanas de embarazo,
Aproximadamente el 50% de las mujeres que sienten náuseas durante el embarazo encuentran alivio completo cerca de las 14 semanas. Aunque pueden volver más tarde e ir y venir durante el embarazo.

Un pequeño porcentaje de las mujeres tienen síntomas que persisten casi hasta el día del parto.

¿QUÉ CAUSA LAS NÁUSEAS Y VÓMITOS DURANTE EL EMBARAZO?
Nadie sabe con seguridad qué causa las náuseas durante el embarazo, pero es probablemente una combinación de los muchos cambios físicos que tienen lugar en su cuerpo.

Algunas causas posibles incluyen: Hormona hCG, estrógeno, olfato aumentado/sensibilidad extra, estómago sensible, estrés.

¿ALGUNAS MUJERES EMBARAZADAS SON MÁS PROPENSAS QUE OTRAS A SENTIR NÁUSEAS?
Es más probable que tenga náuseas o vómitos durante el embarazo si alguna de las siguientes circunstancias se cumple: Usted está embarazada de dos o más bebés, usted tuvo náuseas y vómitos en un embarazo anterior, usted tiene antecedentes de náuseas o vómitos como un efecto secundario de tomar píldoras anticonceptivas, usted tiene un historial de mareos al levantarse bruscamente o por movimiento, usted tiene una predisposición genética a las náuseas durante el embarazo, usted tiene un historial de migrañas y dolores de cabeza severos, usted está embarazada de una niña.

¿ES POSIBLE QUE MIS NÁUSEAS Y VÓMITOS FRECUENTES AFECTEN A MI BEBÉ?
Náuseas y vómitos ocasionales moderados no ponen en peligro el bienestar de su bebé.

Sin embargo, si sufre de vómito severo y por tiempo prolongado, esto se ha relacionado con un mayor riesgo de parto prematuro, bajo peso al nacer y casos de recién nacidos que son pequeños para su edad gestacional. En estos casos severos, consulte siempre a su médico.

¿QUÉ PUEDO HACER PARA OBTENER ALIVIO DE LAS NÁUSEAS Y VÓMITOS?
Si usted tiene un caso leve de náuseas y vómitos, algunas de estas medidas relativamente simples pueden ser suficientes para ayudarle. Si no es así, existen también medicamentos seguros y eficaces que puede tomar.

  • Coma comidas pequeñas frecuentes y aperitivos durante todo el día para que su estómago no esté vacío.
  • Un pequeño estudio encontró que los alimentos ricos en proteínas eran más propensos a aliviar los síntomas que los carbohidratos. Lo que usted decida comer, hágalo lentamente.
  • Evite acostarse inmediatamente después de comer, especialmente en su lado izquierdo, ya que esto puede hacer más lenta la digestión.
  • Mantenga refrigerios simples, tales como galletas, cerca de su cama. Cuando se despierte en la mañana, coma unas galletas y luego descanse durante 20 a 30 minutos antes de levantarse.
  • Los refrigerios con galletas también pueden ayudarle a sentirse mejor si se despierta con náuseas en el medio de la noche.
  • Levantarse lentamente en la mañana y permanecer sentada en la cama durante unos minutos en lugar de saltar de una vez también puede ser útil.
  • Trate de evitar los alimentos y olores que desencadenan sus náuseas. Si le parece que es casi todo, está bien comer las pocas cosas que le gusten en esta parte de su embarazo, luego podrá tener una dieta perfectamente equilibrada.
  • Trate de comer alimentos fríos o a temperatura ambiente, porque la comida tiende a tener un aroma más fuerte cuando se calienta.
  • Evite los alimentos grasos, toman más tiempo para digerir. También manténgase alejada de los alimentos picantes, ácidos y fritos, que pueden irritar su sistema digestivo.
  • Cepíllese los dientes y enjuáguese la boca después de comer.
  • Trate de beber abundante líquido entre las comidas. Si usted ha estado vomitando mucho, pruebe una bebida deportiva que contenga glucosa, sal y potasio para reemplazar los electrolitos perdidos, consulte a su médico sobre cuál es mejor.
  • Evite una habitación caliente o desarrollar congestión nasal, el olor del perfume intenso, un viaje largo en automóvil, o incluso ciertos estímulos visuales, como luces parpadeantes, podrían provocar náuseas.
  • Evite cambiar de posición con demasiada rapidez, alejarse de todo posible desencadenante puede ser una parte importante de su tratamiento.
  • Tome aire fresco. Un paseo por un sitio con buen clima o una ventana abierta pueden aliviar las náuseas.
  • Las náuseas pueden llegar a ser peores si está muy cansada, así que tómese un tiempo para relajarse y tomar siestas cuando pueda.
  • Trate de tomar sus vitaminas prenatales junto a las comidas o justo antes de acostarse. También puede ser que quiera preguntarle a su doctor si se puede cambiar a una vitamina prenatal con una dosis baja de hierro temporalmente, ya que este mineral puede ser difícil en su sistema digestivo.
  • Puede rallar un poco de jengibre fresco en agua caliente para hacer té de jengibre, o probar si los caramelos de jengibre o el jengibre cristalizado le ayudan.
  • Algunas mujeres encuentran alivio al tomar el té de menta o de chupar caramelos de menta, especialmente después de comer.
  • Experimente con aromaterapia. Algunas mujeres encuentran aromas como el limón, menta o naranja muy útiles para aliviarse.
  • Puede usar un difusor para dispensar un aceite esencial, o puede llevar una o dos gotas de un aceite esencial en un pañuelo para oler cuando empieza a sentir náuseas. Los aceites esenciales son muy fuertes, por lo que sólo una o dos gotas son suficientes.

Extraído de: embarazo.com