Melasma, “las manchas de embarazo” /

2017.05.29

Por Dr. Edder Higueros

Melasma o Cloasma es la pigmentación visible más común de la piel, que resulta en un incremento de la síntesis de melanina (pigmento que da la coloración de la piel), por lo general en áreas del rostro. De las personas afectadas el 80-90% de los casos son mujeres en edad fértil en su mayoría con tipos de piel clara y morena clara (tipos III y IV), solo el 10-20% de los casos son hombres.

Su aparición se hace más evidente después de la exposición al sol por lo que se acentúa en los meses de verano y el riesgo de la aparición de melásma se incrementa con el numero de embarazos.

 

¿Por qué se produce?

La causa es desconocida, sin embargo algunos factores favorecen su desarrollo, además del embarazo y la exposición a los rayos ultravioleta son conocidos otros factores de riesgo incluyendo componente genético, exposición a la luz visible, la ingesta de anticonceptivos orales, terapia de reemplazo hormonal o ciertos medicamentos como anticonvulsivos, ingestión o aplicación de ciertos cosméticos, ciertas endocrinopatías (enfermedades que afectan a las glándulas endocrinas), como problemas de la tiroides.

 

¿Cómo se manifiesta?

Se presenta generalmente como manchas pigmentadas de color marrón claro a oscuro que afectan generalmente de forma simétrica la frente, las mejillas, la barbilla y el labio superior.

 

¿Cuál es el tratamiento?

Los objetivos de la terapia en general es la eliminación de pigmento, en la actualidad los tratamientos tópicos con los que se disponen incluye: ácido azelaico, retinoides, hidroquinona y varios peeling químicos. Sin embargo las opciones de terapia establecidos, incluyendo la aplicación tópica de agentes despigmentantes y el uso de diferentes sistemas de láser a menudo solo causan una mejoría, pero no la regresión completa de las manchas.

 

¿Cómo se puede prevenir?

La protección consistente a los rayos ultravioleta es crucial, es decir, nunca hay que exponer el rostro al sol. Es necesaria la utilización de un factor de protección solar (SPF) de amplio espectro, el uso del protector solar durante el embarazo reduce la incidencia de aparición de melasma en mas del 90%. Usualmente recomendamos marcas clínicas cómo la línea Photoderm de Bioderma.

· Edder J. Higueros / Dermatología Pediátrica