Marinadas light /

2016.02.22

analuciaarrivillaga-nutricionista

Ana Lucía Arrivillaga
info@nutrireclinic.com

 

El día de hoy les comparto estas deliciosas recetas, excelentes para aquellas de nosotras que estamos tratando de recuperar nuestra figura “pre baby” o simplemente comer más sano.

Cuando pensamos en “dieta” nos vienen a la mente imágenes de lechuga, güisquil y pechugas de pollo cocidas y sin sabor. ¡Esto no podría estar más lejos de la realidad! La verdad es que se puede (y se debe) comer sano y delicioso al mismo tiempo. Hoy les comparto estas seis deliciosas marinadas light, para darle un toque de sabor a las pechugas de pollo y sorprender a su familia:

Marinada Oriental
Para esta marinada deberás combinar salsa soya baja en sodio, 1 cucharadita de aceite de ajonjolí, ajo picado, jengibre fresco rallado, un toque de miel y cebollín verde picado. Deja marinar tus pechugas de pollo durante 30 minutos idealmente, y preparadas a la plancha o al horno. Te recomendamos acompañar esta receta con arroz integral y vegetales al vapor (brócoli, apio, zanahoria y cebolla).

 

Curry Agridulce
Esta es definitivamente mi favorita, y la utilizo no únicamente para pollo, queda delicioso con salmón. Cubre tus pechugas de pollo con mostaza, paprika en polvo, curry en polvo, cebollín verde picado y un toque de miel. Es tan sencillo y le dará un toque especial y delicioso a tu comida.

 

Ajo y Limón
Muy sencilla, pero le da un sabor espectacular a tu comida. Es ideal para preparar fajitas de pollo. Combina ¼ taza de jugo de limón con cuatro dientes de ajo picados, esto alcanza para una libra de pechuga de pollo. Deja reposar en la refrigeradora durante 30 minutos y listo. Para tus fajitas, acompaña tu pollo con chile pimiento de colores y cebolla en tiras a la plancha, un par de cucharadas de guacamol, tortillas de harina integrales y ¡listo!

 

Picante y Dulce
Si te gusta lo picante esta marinada es para ti. Puedes determinar la intensidad del picante dependiendo de cuanto chile jalapeño agregues a tu receta. Deberas combinar 1 cucharada de miel de abeja, 2 cucharadas de aceite de oliva, chile jalapeño picado al gusto, cilantro picado, sal y pimienta. Para contrarrestar el picante puedes comerlo junto con papas cocidas con cascara y una deliciosa y fresca ensalada de kale.

 

Jengibre y Romero
Para esta combina mostaza Dijon, 1 cucharada de aceite de oliva, dientes de ajo picados, jengibre rallado, romero deshidratado, sal y pimienta al gusto.

 

Naranja y Soya
Jugo natural de naranja, salsa soya baja en sodio, ajo picado, un toque de aceite de oliva y jengibre rallado. Si deseas que la receta sea más dulce puedes agregar un toque de miel de abeja.

Y recuerda que lo recomendado es combinar siempre tus pechugas de pollo con una porción de carbohidrato integral (arroz integral, pasta integral, quinoa, etc) y abundantes vegetales de tu elección.