Los 7 hábitos de las mamás divorciadas altamente efecti... /

2014.11.17

Por Terry Gaspard de divorcedmoms.com

divorcio

Definitivamente ser madre soltera es todo un arte. Cabe mencionar que fui criada por una madre soltera y he criado dos niños sola por los últimos años, así que hay un resquicio de esperanza en ser madre soltera. Afortunadamente, la mayoría de mamás ganan confianza en la habilidad de manejar los reto y sus hijos se vuelven más determinados e independientes.

Sin embargo, pasar de la vida de casada a soltera no será fácil ni para ti ni para tu hijos. Toma tiempo ajustarse a los retos económicos, al cambio de casas, a las responsabilidades y al hecho de estar sola. Es esencial desarrollar hábitos diarios y rutinas para facilitar la transición, tanto para ti como para ellos.

La clave para tener éxito es reflexionar diariamente en la importancia de preparar la nueva vida y aceptar que el cambio es necesario. Tomará tiempo para todos ajustarse al nuevo estilo de vida pero mantener una mente positiva hará la transición mucho más fácil.

Siempre he considerado que los paradigmas y los principios son útiles a la hora de plantearse metas así que tomaré prestados los hábitos que Stephen R. Covey plantea en su libro Los 7 Hábitos de la gente altamente efectiva y los adaptaré a las mamás solteras. En varios casos, tomé prestados sus títulos y en otros hice los míos propios.

1. Se proactiva
Busca apoyo para ti y para los niños. Esto incluye consejería, salidas sociales y niñeras. Evita jugar el papel de víctima y recuérdate a ti misma que las cosas mejorarán con el tiempo.

2. Formate una visión positiva
Toma control de tu vida y crea una imagen clara de hacia donde te diriges. Decide cuales son tus valores en la crianza de tus hijos y comienza por plantearte tres metas que signifiques mucho para ti. Manteniendo en mente que puede tomar hasta un mes ver un cambio.

3. Priorizar
No sudes por las pequeñas cosas y mantén en enfoque en tus hijos, pasar tiempo con ellos y tener interacciones positivas. Por ejemplo, en nuestra casa comíamos pizza los martes en la noche, eso nos daba una noche a la semana para pasar más tiempo juntos y no preocuparme por limpiar o cocinar.

4. Piensa en ganar-ganar
Haz las pases con tu ex y trata de mantenerla. No importa como te sientas respecto a él, no hables mal de el ni peleen frente a los niños, puede que se lo tomen personal. Alejate de la situación o toma el rol de pacificadora si ves la tensión venir. De lo contrario, los hijos sienten que deben ponerse del lado de uno de los dos, lo que les causará conflictos de lealtad y problemas emocionales si el conflicto es demasiado.

5. Busca primero entender y después ser entendida
Abre las vías de comunicación con tus hijos. Muéstrate abierta y honesta sin darles demasiados detalles y sin culpar a tu ex por nada. Si el tiene la culpa, ellos no debería saberlo de tu boca. Toma la oportunidad de escuchar, apoyar y motivarles a que hablen de sus sentimientos con alguien en quien confíen.

6. Asegura una transición suave
Trabaja con tus hijos y si es posible con tu ex para reducir el estrés en la vida de los niños. Ir de la casa de mamá a la casa de papá les causa estrés. Haz tu mayor esfuerzo para crear rutinas en este sentido. Asegurate de no convertirlos en mensajeros o de pedirles un reporte detallado de papá. Trata de ser flexible pero consistente con los horarios de custodia y mantén en mente que a medida que crezcan y lleguen a la adolescencia se tornarán más rebeldes a la hora de seguir esos horarios y necesitarán más control.

7. Tiempo propio
Tomate tiempo para hacer cosas que disfrutes. Dales tareas y responsabilidades a tus hijos, manteniendo la cordura sin sobrecargarlos, pero dándoles suficiente para hacerlos más independientes y que quede más tiempo para ti misma.

¿Cómo aceptar este tiempo como una oportunidad en tu vida? Primero que nada, es imperativo que te enfoques en las cosas que verdaderamente importan y que aprendas a dejar ir todo lo demás. Esto conlleva hacer un compromiso en ayudar a tus hijos a ajustarse al divorcio y a practicar la amistad entre papá y mamá. Trabajar junto a tu ex y comunicarse efectivamente es ideal. Aunque si eso no es posible, ya sea porque está ausente o es imposible, aún puedes ser una madre soltera exitosa.

Se paciente con los niños, eso fomentará la cooperación. Dales tiempo de adaptarse a la noticia de que sus papás ya no están casados. Mantén en mente que les tomará tiempo y que pueden mostrar señales de aflicción y alejarse por momentos. Afirmales que estas allí para ellos y que las cosas van a mejorar.

Te sentirás culpable por hacerles pasar por esto pero no dejes que eso te detenga para poner limites efectivos. Por ejemplo, permitirles que se duerman tarde o que duerman contigo puede ser contraproducente porque todos necesitan su espacio y su sueño. Mantente alerta a sus juegos, podrían decir “Papá me deja dormirme tarde” y aunque sea cierto, puedes decir algo como “Tu papá tiene sus reglas, pero en mi casa la hora de dormir es a las 9pm.”

Como mamá soltera, es de suma importancia ayudar a los hijos a enfrentarse al divorcio y a desarrollar una mente positiva para ser un buen ejemplo para ellos. Así que es muy importante cuidar de ti misma. Las mamás que toman control de sus propias vidas, con coraje y flexibilidad, ayudan a sus hijos a hacer lo mismo. Ser mamá soltera tomará cada onza de energía y te forzará a ser una persona más empática.

Aprende a confiar en ti misma y a aceptar tu nueva vida. Podrías inscribirte al gimnasio o a clases de yoga, comer saludable, planear salidas con los amigos. Serás mucho más efectiva como madre si estas descansada y te sientes conectada con otros. La consejería y los grupos de apoyo pueden resultar útiles en la transición.

Al cuidar y ganar confianza en ti misma te estas equipando para darle a tus hijos las mejores herramientas y autoestima para seguir adelante con sus vidas. Desarrollar un sentido de aventura y crear nuevos rituales como noche de juegos o salidas a caminar puede ayudarte a mantenerte conectada con ellos.

Tu divorcio puede verse como un evento transformador y queda en ti la responsabilidad de crear un nuevo tipo de familia para ti y tus hijos. Puedes elegir ser ejemplo de auto aceptación y esperanza para ellos. Aprender a reír y enfocarse en el plano general les permitirá a todos un buen ajuste.

VIA HuffPost Parents