Lesiones por sobreuso (deportivas) en niños /

2017.09.04

Por Dr. Juan Carlos Navas Solares

Últimamente se ha estado observando un aumento en las lesiones por sobreuso en niños, esto se debe cada vez más a lesiones deportivas. El hacer deporte hace que los niños se sientan bien en salud, sin embargo, el exceso de actividades deportivas puede llegar a causar lesiones.

Las lesiones por sobreuso se van dando poco a poco mientras la actividad física se aumenta y a la vez es repetitiva, por ejemplo, los paciente que practican deportes de alto rendimiento como el tenis padecerán de codo de tenista o los nadadores de lesiones del hombro, entre otras.

Debido a la inmadurez esquelética de los niños, el esfuerzo repetitivo sobre el área en crecimiento, la cual es sumamente frágil, produce irritación del mismo causando dolor. Cuando el dolor aparece en los niños que realizan deportes o actividades físicas repetitivas es preferible un periodo de reposo seguido de analgésicos en caso que no alivie. La incorporación al ejercicio debe ser gradual en la cual se involucren tanto los padres como los entrenadores.

Las lesiones por sobreuso en niños son más frecuentes en rodillas y pies, y afecta tanto músculos, tendones, ligamentos y cartílago de crecimiento. La acción repetitiva sobre los cartílagos de crecimiento puede causar que estos se lesionen o fatiguen y causen fracturas, que aunque no sean evidentes, predispongan a cierre prematuro de los núcleos de crecimiento.

Uno de los principales factores que pueden causar las lesiones deportivas, es la realización de un solo deporte de alto rendimiento durante periodos largos y no incluir variedad en los deportes que realizan los niños creando que solo un grupo de músculos se ejerciten habiendo un imbalance entre los diferentes grupos musculares llevando a lesiones. Por lo que se sugiere incluir otros deportes complementarios a los que practican nuestros hijos.

Los síntomas que pueden presentar los niños son:

  • Dolor (algunas veces necesitan medicamentos)
  • Inflamación
  • Pérdida de interés en realizar el deporte o cambios en la técnica con que realiza el ejercicio.

Entre las lesiones que se pueden producir encontramos:

  • Enfermedad de Sever
  • Enfermedad de Osgood-Schlatter
  • Rodilla del saltador
  • Fracturas por estrés
  • Esguinces
  • Cierre prematuro de núcleos de crecimiento.

Lo mejor para los niños que sufren de estos síntomas es la evaluación especializada para su diagnóstico temprano y evitar complicaciones a tempranas edades, para dosificar de manera adecuada la actividad deportiva se recomienda en los niños no realizar más de su edad en horas a la semana de cualquier actividad ejercicios, así como también, practicar los deportes con el equipo adecuado.

 

Dr. Juan Carlos Navas Solares
Traumatología y Ortopedia General
Subespecialidad Pediatría y Ortopedia Oncológica
Adultos y niños

2269-7086 / 87
6 av. 6-63, zona 10
Edificio Sixtino I, Nivel 4, Of. 507
FB/Clinica Ortopedica Especializada