¿Lenguaje del recién nacido? /

2016.03.28

Amanda Vides
consulta.amandavides@gmail.com

 

El lenguaje se desarrolla desde que el embrión se encuentra en el útero de su madre, cuando adquiere anatómicamente la formación de su oreja y oído para iniciar a funcionar, respondiendo de manera distinta a todos los estímulos que llegan por medio de su sistema auditivo, categorizando sonidos que posteriormente almacena en su conciencia auditiva (voz de mamá, sonidos de automóviles, ladridos de su perro…).

Luego, cuando el bebé ha nacido, se espera que su lenguaje expresivo y comprensivo inicien a desarrollarse de manera más visible por las personas que lo rodean.

La primeras manifestaciones de lenguaje receptivo en los recién nacidos suelen ser:

  • Alerta auditiva
    Sucede por ejemplo, cuando los bebés duermen y ante la presencia de algún ruido o sonidos se despiertan o responden con algún movimiento en su cuerpo.
  • Atención auditiva
    Frecuentemente está acompañado del contacto visual, y se logra cuando se le habla al bebé de frente o se le canta y él pareciera estar sincronizado con la persona.
  • Localización de sonido
    Sucede cuando el bebé gira su cabeza para buscar la voz de mamá o para buscar el sonidos de un juguete que se le está presentado.

Asociado a estas características del lenguaje receptivo se presentan además, aspectos relacionados con el lenguaje expresivo, en esta área, el recién nacido las manifiesta de la siguiente manera:

  • Llanto
    Es la principal forma de comunicación verbal del bebé, ante la necesidad de alimentos, tenencia de sueño, frío, malestar, entre otros.
  • Sonrisa
    Suele ser una expresión de tranquilidad, placer o comodidad.
  • Risa
    Es la respuesta ante la recepción estímulos que vienen a todos los sentidos del bebé, que suelen producir agrado.
  • Vocalización
    En está etapa el bebé inicia a experimentar sonidos con movimientos de su boca y lengua, pareciera ser un tipo de primera conversación del bebé, ya que lo hace de manera constante.
  • Balbuceo
    Es la combinación de los sonidos vocálicos y consonánticos. el balbuceo es el antecesor de las divinas primeras palabras del bebé como “mamá”, “papá”.

Algunos recién nacidos que inician a mostrar dificultades en el desarrollo de su lenguaje, en gran numero se debe a una pérdida aditiva considerable, que limita el progreso del lenguaje. Sin embargo, otro factor importante suele ser el ambiente dónde el bebé se desenvuelve ya que puede favorecer o no, el avance de su lenguaje.

Hablale, leele y cántale a tu bebé constantemente, y nárrale lo que existe a su alrededor y los eventos de su día, esta es una forma efectiva de desarrollar el lenguaje del recién nacido.