Leche al pie de la vaca /

2016.08.04

DSC06251

De las cosas que más recuerdo acerca mi niñez y me causan felicidad recordar, eran las idas a la finca con mis abuelos para las vacaciones. Los días empezaban tempranito con el ordeño de las vacas, es increíble ver como las vacas hacen caso cuándo las llaman por su nombre para ser ordeñadas. “Juanita, Juanita, Juanita- decía el muchacho-, y venía corriendo de lejos Juanita para ubicarse en su puesto, al estar lista llamaban “Pepito, Pepito, Pepito”, y corría Pepito a ponerse junto a su madre para poder mamar.

Luego de esto seguían con el ordeño, el cuál lo mirábamos enterito. Es algo que creo que a cualquier niño le encantaría ver y saber cómo se produce la leche que toman. Qué es ordeñar la vaca y tomar pura leche de vaca.

En la casa de mis papás todo el tiempo tomamos leche pura de vaca. Todas las semanas llegaba la leche, esa del ordeño que me encantaba ver, y mi mamá la hervía para poder tomarla. Esto hasta que crecimos y ya no era tan fácil llevar la leche desde lejos y hervirla semanalmente, o al menos no era lo más práctico.

Ahora, mi hijo mayor es amante de la leche, lo cual me ha recordado que yo también quiero darle a él esa experiencia de tomar leche pura. Encontré una opción que me encantó, ya que para él es un ritual completo la hora de su lechita, que #espuraleche de vaca.

Si bien ya no es la leche que yo tengo que hervir, como lo hizo siempre mi mamá, la leche Anchor viene directo de la vaca, de Nueva Zelanda, un país con los más altos estándares en el cuidado y el proceso de pasteurización, para luego ser envasada.

Al igual que la leche que yo tomé de niña, esta NO contiene preservantes, ni aditivos, NO contiene azúcar añadida, ni saborizantes. Su único ingrediente es LECHE.

Es importante para mi saber que son vacas alimentadas únicamente con pasto y no con concentrados y granos. Este tipo de vacas, “las vacas flacas”, hacen ejercicio para conseguir su alimento. Al ser criadas al aire libre, en áreas verdes y con espacio para rumiar, su leche tiene mejor calidad nutricional.

Siempre he dicho que el envase Tetrapack, es lo mejor que pudo haberle ocurrido a la leche Anchor, especialmente cuando viajo, ya que la Leche Anchor es la opción para mis hijos dentro y fuera de casa, porque considero que es la misma leche que tomé en mi infancia al pie de la vaca pero con empaque conveniente.

Hace poco llevé a mi hijo a ver el ordeño, e igual que yo, quedo fascinado de ver de dónde sale la leche que toma.

elblog-irene