La técnica militar que todos los padres deberíamos sabe... /

2018.08.22

Traducido del original por Pip Lincolne para Babyology

Cuando una joven madre estaba en un día de campo con su hermana, lo inimaginable le pasó, su hijo se desapareció. Asombrosamente, algunos extraños actuaron oportunamente y salvaron el día.

Vicky soltó la mano de su hijo de cuatro años por un minuto o dos. Cuando volteó para tomarle la mano de nuevo, Jake ya no estaba. La asustada madre y su hermana trataron de mantener la calma mientras llamaban el nombre del niño, atrayendo la atención del staff del evento. En cuestión de minutos un oficial del ejercito que supervisaba el evento vio a la madre y le preguntó lo que estaba pasando. Sin perder tiempo, él y otros miembros del equipo comenzaron a gritar “estamos buscando a un niño” “Tiene cuatro años, es rubio y está usando una tshirt roja. ¿Alguien lo ha visto?” Repitieron esto fuerte y continuamente mientras recorrían las áreas cercanas.

La mamá, asegura que este método, actuar rápido y repetir la descripción del niño perdido “fuerte y continuamente” salvó a su hijo. Parece obvio y simple, pero eso fue lo que lo salvó. En 15 minutos ya lo habían encontrado. Y probablemente todas pensemos que solo es un niño pequeño que se alejó de su madre. Desafortunadamente, no lo fue.

El detalle de lo que el niño les contó luego, los dejó fríos. “Había un hombre calvo con una tshirt blanca, me dijo que me iba a llevar a ver un cohete real.”

La policía sospechó que el hecho fue un acto oportunista. Ahora la familia comparte su historia esperando que otros padres y cuidadores de niños utilicen la información para responder en caso de que un niño se pierda. Vicky incita a los padres a implementar esta respuesta descriptiva, fuerte y continuamente, inmediatamente si se encuentran en una situación similar, aunque crean que sus hijos solo se han alejado, porque esto salvó a su hijo. Hacerlo, significó que el tipo no podía irse del lugar del evento sin que nadie lo viera, así que dejó al niño y se fue. Aunque el caso sea mucho menos grave, lo peor que puede pasar es un poco de vergüenza por exagerada… pero vale la pena.