La imitación, nuestro recurso para enseñar a comunicar... /

2015.05.19

Cinthia Monzón de García
ciny@prevolucion.com

 

La imitación puede ser un recurso muy valioso en el aprendizaje de nuestros hijos, expertos aseguran que es el primer método de enseñanza de un niño, otros profesionales indican que imitar es una respuesta natural a la admiración que se le tiene a las personas con las que se interacciona diariamente. Lo que sucede es muy simple, tu hija a través de la imitación empieza a comprender el mundo que lo rodea y a sentirse parte de él, así que aunque nadie se los diga o pida lo hará.

Los primeros en la lista a imitar somos los padres, sin embargo considero que la mayoría de nosotros no estamos conscientes hasta que punto nuestro actuar incide en ellos, pero sí, aceptalo! tenés una gigantesca influencia sobre tus hijas y sobre cómo van a interactuar con su entorno y a comunicarse con los demás. Ellos seguramente aprenderán observando e imitando cómo lo hacés tú.

Por ser la comunicación mi tema de expertise deseo abordar este tema tan interesante a través de la descripción de 5 puntos que nos permitan discutir y comprender cómo tus hijos aprenderán a comunicarse a través de imitarte a ti. Ojo! Porque si estamos comunicándonos de forma incorrecta es probable que ellos aprendan hacerlo de esta forma también.

  • Tu hijo estará muy atento a cómo es tu relación con tu pareja o con las personas cercanas al hogar como tus padres, vecinos, etc.
    He visto casos en los que si mamá mantiene un trato irrespetuoso hacía papá, el hijo le imitará y le faltará el respeto a papá o viceversa. También es muy frecuente que los peques de casa nos escuchen gritando o discutiendo con nuestros padres (abuelos) y como resultado acabarán creyendo que de la misma forma debe tratarnos a nosotros. Busca ante todo tratar respetuosamente a los demás y si discutes que no sea frente a tus hijos.
  • Tu lenguaje corporal y verbal serán copiados tal cual. Seguramente has escuchado que el lenguaje corporal tiene una incidencia muy interesante en la transmisión del mensaje que deseamos dar a los demás. Esto es tan real que en ocasiones nuestros hijos hacen gestos que nos dejan perplejos, como el tradicional dedito índice utilizado frecuentemente para regañar, lo que estamos transmitiendo es una actitud de señalamiento y culpa, así que cuidemos nuestro lenguaje corporal ante todo en el regaño y en los momentos de enojo.
    En cuanto al tema del lenguaje verbal es importante mantener el respeto hacía los demás y no utilizar lenguaje vulgar y soez, si esto es muy difícil para ti por lo menos limitémoslo frente a nuestros peques. También es importante que cuando nuestras hijas están desarrollando su lenguaje no imitemos su forma de pronunciar, hablar claro y de forma sencilla es clave para que aprenda a comunicarse correctamente.
  • De la forma en que te expreses de las personas a tu alrededor tu hija aprenderá a juzgar y hablar sobre los demás. Si vas a un restaurante y tratás mal a un mesero, repetís constantemente que no ha sido un buen día, sueles lanzar criticas de todo y de todos –el desayuno estuvo mal, la persona de la mesa de a lado me vio feo, el policía me hizo caras, etc, etc. ¡Detente!, tu hija estará aprendiendo todo esto de ti y seguramente será una persona que buscará criticar y maltratar a los demás. Dale el mismo valor a todas las personas sin importar las diferencias y aprende a mantener una actitud positiva en toda situación, tu hija verá que para pertenecer a una comunidad deberá respetar, ser empática, tolerante y amable con los demás.
  • Trato como tratás. Tu hijo estará atento a cómo tratás a las personas a tu cargo. Este punto me parece clave, puesto que muchas de nosotras tenemos por lo menos a una persona en casa que nos ayude con el quehacer o bien personas en la oficina a cargo. Es sumamente importante que seamos respetuosos con las personas que trabajan con nosotros. Al momento de comunicarnos y buscar apoyo debemos enviar mensajes muy claros de lo que requerimos. Así bien, mantener la cordura y el respeto cuando damos feedback y deseemos solicitar mejoras en el trabajo del otro. Esto permitirá que nuestros hijos comprendan que ellos merecen respeto de parte de los demás (maestras, jefes) y que también deben de respetar a sus compañeros y subalternos, además de la importancia de la comunicación clara y respetuosa.
  • Incoherencias en la comunicación. Es muy frecuente que solicitemos a nuestros hijos que sigan nuestras instrucciones y recomendaciones, pero nosotros mismos no las aplicamos. Debés de tener coherencia en lo que pedís y hacés. Si solicitó a mi hijo que no diga malas palabras, yo no debo decirlas; si le pido a mi hija que deje de chatear por el celular durante la hora de la cena yo también debo dejar de revisar mi dispositivo durante este tiempo. De esta forma no estaremos enviando mensajes equivocados y nuestro hijo o hija aprenderá a ser coherente en lo que comunica y hace.