La Caída del Cabello en el Post Parto /

2015.02.09

Entrevista con la Doctora Marie Andrée Schambach Médica y Cirujana especialista en Restauración Capilar

Una de las interrogantes que nos hacemos unos meses después de haber tenido a nuestro bebé es ¿porqué se nos cae tanto el cabello? incluso a muchas les entra el temor de poder llegar a quedarse calvas. Tranquilas, en la mayoría de los casos es un proceso normal del post parto. Para aclarar todas las dudas referente a este tema, platicamos con la Doctora Marie Andrée Schambach Médico y Cirujano especialista en Restauración Capilar, quién nos explica qué es lo que sucede:

Una de las principales preocupaciones de las mamás después del parto es la pérdida excesiva de cabello. Por eso queremos saber ¿ Porqué ocurre esto?

Todo nuestro cabello corporal tiene en cierta medida receptores hormonales. En los folículos del cuero cabelludo estos receptores se encuentran principalmente en toda la región superior de la cabeza.
Cuando una mujer está embarazada, los niveles de estrógeno aumentan considerablemente, prolongando la fase del crecimiento del cabello (fase anágena) y optimizando el crecimiento del mismo. En el momento del parto, estos niveles de estrógeno bajan inmediatamente causando una codificación del folículo para entrar en fase catágena (reposo). Cuando un cabello entra en fase de reposo, demora entre 3 y 4 meses para caer (fase telógena); por eso vemos un aumento de la caída entre los 3 y 4 meses posterior al parto. Por lo general esto puede durar hasta 8-12 meses post parto y se normaliza a medida que los niveles hormonales normalicen. Existen otros factores importantes que pueden empeorar un cuadro de estos; por ejemplo, si hubo mucha pérdida de minerales como el hierro, selenio o zinc (entre otros), si hubo mucha pérdida de peso en los primeros meses, si hay historia familiar de calvicie, etc. Todos estos factores contribuyen a que la pérdida sea profusa o insensible.

¿Cuánta pérdida es considerada “normal” y cuando deberíamos de preocuparnos?

La pérdida de cabello se considera ANORMAL cuando después de lavar y peinar el cabello, pasamos los dedos entre el mismo y se desprenden más de 5 cabellos en un solo tirón. Es importante hacer esta prueba el mismo día que nos hemos lavado y peinado el cabello.

Muchas mamás asocian la caída de cabello con la lactancia materna, ¿esto tiene alguna relación?

La relación que encontramos es la aparición de los síntomas con el momento cúspide de la lactancia. Como mencionamos anteriormente, la caída inicia aproximadamente entre los 3 y 4 meses post parto, pues ese es el tiempo que toma un cabello desde que es codificado en el momento del parto para pasar a la fase catágena, luego telógena y por último exógena, que es cuando se cae. La lactancia materna al principio es poca producción pues depende mucho del estímulo y apetito del bebé. Una vez el bebé crece, estará pidiendo cada vez más leche y nosotras produciremos más para el bebé. Esta producción llega a su cúspide entre los 3 y 6 meses, coincidiendo con la caída del cabello, causando una APARENTE relación. Existen casos patológicos donde hay una HIPERPRODUCCION de prolactina por otras causas (tumor hipofisiario por ejemplo) la cual si está relacionado a la caída del cabello, pero esto no es el caso del embarazo.

Algunas de las alternativas que encontramos es cortarnos el cabello, seguir tomando prenatales, etc. ¿Existe realmente algo que podamos hacer para reducir esta pérdida? Recomendaciones para lograr mantener un cabello lo más saludable posible.

Si en nuestra familia hay historia de calvicie, es probable que en nuestro caso haya una mayor pérdida comparado con otras mamás. Si a esto le sumamos una pérdida importante de sangre en el parto, historia de anemia, alteraciones hormonales previas, pérdida de peso post parto importante, etc., veremos una pérdida mayor también. Si hay herencia, debemos esperar a terminar la lactancia y consultar con un médico especialista capilar para iniciar tratamiento de recuperación. Si hay historia de anemia o pérdida de peso, debemos suplementar nuestra dieta con minerales y vitaminas del complejo B (prenatales y multivitaminas). El panorama ideal es recuperar el sistema hormonal lo antes posible sin interrumpir lo necesario para el bebé; esto significa, hacer una dieta rica en vitaminas y minerales, continuar la lactancia materna hasta mínimo de 6 meses y luego revisar que otro factor podría contribuir a la caída. El cortar el pelo NO cambia para bien o para mal la caída pues al cortar no afecta en nada el hecho que el cabello está codificado desde 3-4 meses ANTES de su caída, y el efecto debe ser a nivel del folículo, no de la hebra. Los cuidados para mantener un cabello lo más saludable posible son iguales a los de cualquier otra persona: lavar el cabello con shampoos orgánicos, variar entre 3 y 4 shampoos cada día, utilizar mucho acondicionador SOLO en las puntas, utilizar lo menos frecuente posible las planchas, secadoras o tintes.

Dentro del grupo Cosas de Wiros algunas mamás incluso han comentado que después de tener hijos les cambio la textura del cabello, ¿a que se debe esto?

Para entender porqué ocurre esto, debemos entender porqué el pelo es liso u ondulado en distintas personas. El índice de ondulación depende de la forma cilíndrica que tenga nuestro cabello.
Científicamente no se ha podido establecer con claridad porqué la conformación de la nueva hebra puede cambiar después del embarazo, pero la teoría más probable es que esto ocurre por varias relacionadas a las HORMONAS. Cuando las mujeres tienen muchos receptores hormonales en el cuero cabelludo de manera hereditaria, cuando hay fluctuaciones de la producción de hormonas post parto (estrógeno, progesterona, prolactina, etc.), puede haber un cambio en la conformación química en que se produce el cabello, dando de esta forma un cambio a la forma cilíndrica de la hebra y por lo tanto a la textura del cabello.

Hoy en día vemos muchos tratamientos y shampoos que previenen la caída de cabello, ¿sirven estos para este problema que afecta a la mayoría de mamás?

Quizás esos shampoos no sean LA solución pero por lo menos no empeoran la situación. Un shampoo con contenido químico muy irritante o con SLS (sodio-lauril-sulfato) o SLES (Sodio-Lauril-Etil-Sulfato), PABA, etc., contribuye a la caída de cabello, mientras que un shampoo anticaída por lo general no tiene esta carga química. Además, los shampoo anticaída suelen aumentar la carga electrostática entre cada hebra capilar, haciendo que estas se separen una de la otra cuando el cabello está seco, dando una apariencia inmediata de mayor volumen. Para fines prácticos, sugiero tener 3 a 4 shampoos, todos orgánicos, variarlos cada día, y utilizar mucho acondicionador SOLO en las puntas.