La buena postura comienza por tus pies /

2016.11.06

Por Lissy González

Párate.  Párate recta.  Párate recta sobre tus dos pies. Increíble pero muy pocas veces lo haces. Aun siendo una de las cosas que los seres humanos hicimos para merecer el título de homo sapiens. Pararnos erguidos nos tomó como especie millones de años, y por eso me cuesta creer que hayan tantos curcuchos y gente con mala postura por ahi caminando a diario.

Tal vez no es evidente para ti, pero tu mala postura puede estar causando no solamente dolores de espalda, si no incluso dolores de rodillas, caderas, cuello, cabeza etc. Una de las cosas que aprendí cuando tome el curso de instructora de yoga es que no estamos conscientes de la postura de nuestro cuerpo en nuestra vida diaria y nos afecta más de lo creemos. Emocionalmente la mala postura colabora con la depresión, la falta de ánimo, el sentirnos cansados y que “cargamos con el mundo a diario”. Observa la actitud de una persona con mala postura, y la de una con buena alineación.

Mejorar tu postura, no es solo “ponerse recta”. Todo comienza por los pies. Son nuestra base y lo que sostiene todo nuestro cuerpo y esqueleto. Con un buen posicionamiento de los pies, y el adecuado uso de los músculos de los pies podemos mejorar considerablemente nuestro balance y especialmente nuestra postura. El tipo de zapatos que usamos, el tipo de ejercicios que hacemos con los pies, el tiempo que estamos descalzas y el cuidado que les damos esta subestimado.

El pie es nuestra base, nuestra raíz y fundamento. En yoga hablamos de encontrar la base de los pies, algunos dicen: encontrar nuestra raíz. Nuestros dedos gordos soportan ligamentos importantes para crear el arco del pie. Un arco del pie sano y tonificado ayuda a absorber el shock de los movimientos y energiza la actividad kinéstetica ayudando a nuestro alineamiento al caminar, a la salud de nuestras articulaciones y mejorando nuestra fuerza muscular en las piernas. Si el pie no esta bien, toda la estructura de nuestro esqueleto y músculos sufrirá.

Aquí algunos tips para ayudarte a mantener un pie y arco del pie sano:

Coloca tus pies a la distancia de tus caderas y abre los dedos de los pies. Encuentra un “triángulo” entre la base del dedo gordo, del dedo meñique y el talón. Al presionar levemente este triángulo sin tensar tus rodillas notarás que tu arco del pie se eleva y todo tu cuerpo se alinea si lo permites. Practica esto mientras estas sentada, mientras haces cola en el banco, y recuerda que la postura comienza por los pies.

triangulo-2

Utiliza zapatos cómodos y con buen soporte del arco. Puedes utilizar plantillas que ayuden a que tus zapatos continúen apoyando tu arco. Yo recomiendo las plantillas Dr. Scholls para minimizar el shock en zapatos bajos. Son súper cómodas y ayudan a mantener el pie sano y fresco.

whatsapp-image-2016-11-06-at-3-22-12-pm

Párate sin zapatos y de puntitas. Varias repeticiones al día son importantes para tonificar el arco del pie.

whatsapp-image-2016-11-06-at-2-59-42-pm  whatsapp-image-2016-11-06-at-3-01-01-pm

Hablemos de tus tacones, claro, te ves linda con tus tacones. Pero a largo plazo pueden contribuir a deformar tu pie y a causar serios problemas en tu columna. Utilízalos únicamente para las ocasiones especiales y el resto del tiempo mantén un par de zapatos cómodos en tu carro o trabajo para alternar durante el día.

whatsapp-image-2016-11-06-at-9-56-39-am  whatsapp-image-2016-11-06-at-9-56-37-am

Descálzate. Si… ya se que tu mamá te dijo que no anduvieras descalza, pero es importante que andes descalza para que los nervios de tus pies sientan. Los pies tienen neuro-transmisores que envían mensajes importantes de equilibrio a tu cerebro. ¿Vas a la playa? ¿Estas en la grama? Quítate los zapatos, hay estudios que demuestran que el cerebro se beneficia grandemente de estos momentos de conectividad y mejoran la actividad cardiaca, reduce el estrés y mejora el sistema auto-inmune. Prueba un masajes, reflexología, y cuida tus pies.

whatsapp-image-2016-11-06-at-2-58-57-pm  whatsapp-image-2016-11-06-at-12-07-53-pm

el-blog-lissy