Inspiración “DIY”: Los cumples de Adriana /

2015.06.23

“En el 2011 Adriana cumplió 4 años y Olivia la cochinito era su favorita. En esta ocasión empecé casi un mes antes porque quería hacerle un vestido, con la inspiración de que cuando yo era niña estrenaba un hermoso vestido para mi cumpleaños, no recuerdo bien, pero casi estoy segura que mi abuelita era la que me lo hacía, así que quise que Adriana experimentara esa emoción de estrenar un hermoso vestido. Cuando le mi plan, su única petición fue que ¡el vestido se levantara mucho cuando girara! (Las fotos de Adriana saltando son del día que terminé el vestido y se lo probé, quería salir a la calle a ver si se podía saltar con él y si volaba mucho)

Las sorpresas eran serchas plásticas con espumillas, en una bolista de celofán. Aún conservamos las serchas, y estoy segura que en casa de sus amiguitos también. La piñata de Olivia fue la primera que hice, no tenía idea que existían piñatas que no se quebraran, pero sólo de esas aceptaban en el cole. Después de investigar un poco encontré un blog donde explicaban como hacerlas y vi que no era nada del otro mundo, prácticamente era una caja con una puertecita abajo donde se le atan listones, la hice redonda y el papel de china ayudó a tapar la tonelada de grapas que usé. Como los niños eran pequeños la piñata no sufrió ningún daño, así que la volvimos a usar para la fiesta de la familia.

Las invitaciones fueron bastante sencillas, un palillo, un abanico de papel y círculos con la información, la cara de emoción de mi pequeña el día que las llevó al cole lo dice ¡todo!”

adriana4

“El siguiente año la temática fue little Pony y arcoiris. Las sorpresas fueron varitas de arcoiris de listón, con palillo de madera y Skittles de colores, me tomó unas cuantas horas clasificarlos por colores y colocarlos en las bolsitas, pero valió la pena.

El pastel fue un experimento de Pinterest que salió ¡increíble! Lo hice con pastel de caja, dividí la mezcla en 6 partes iguales, y les eché colorante, hice una crema blanca para unir las tortas y para cubrirlo de afuera (nunca saqué el curso de decoración de pasteles) y mi hija estaba un poco molesta cuando le cantamos Happy Birthday, porque no quería un pastel blanco, lo quería de colores, su sorpresa fue al servirlo y ver que ¡era arcoiris!

Hicimos un arcoiris con varias yardas de plástico del que venden en el mercado (Q1.50/yda). No hace falta gastar una fortuna para hacer detalles lindos.”

adriana5

Para sus 6 años, nos sabíamos de memoria la película de Rapunzel, así que después de verla con pausas para capturar los detalles, nos pusimos manos a la obra:

Las invitaciones fueron la torrecita con una trenza de lana, que nos sirvió para envolverlas. Las sorpresas para los niños eran Pascales de papel con espantasuegras, y las de las niñas una traneza laaaarga con flores, lo bueno es que solo eran 3 compañeritas, así que me di el lujo de hacerlas bien coquetas: Lana, listones, flores artificiales y una cola para que se la pudieran poner. Cabe aclarar que las hice color café, así se veían más naturales 😉

En el cole me dieron tiempo para llevar juegos, así que llevé un par de juegos siguiendo la temática: sartenes para mantener globos en el aire (usándolos como raquetas) y tiras largas de papel crepé amarillo (cual cabellos de Rapunzel) con los que jugaron a enredarse, ¡se divirtieron mucho!

Y el pastel, inspirado en Pinterest, fue de lo más fácil: una docena de donas, un cupcake grande  y un cono wafle, para colocar las donas utilicé la base para “papel mayordomo y palillos de bambú para mayor seguridad. No podía faltar la “flor que da fulgor” en la mesa.

Otro éxito rotundo, mi princesa se divirtió mucho y por meses y meses le tuve que poner la trenza todos los días…

adriana6