Hoteles en Guatemala sin Wiros /

2015.04.15

Por Annie Godoy, MA en Manejo de Turismo

El otro día mi esposo y yo nos fuimos de fin de semana a la Antigua. Nuestro hijo se quedó en casa de mi mamá y nos fuimos escapados! Comimos en Earth Lodge, un lugar en la aldea el Hato (arriba del Cerro de la Cruz),  con una vista lindísima (súper recomendado). Jugamos cartas, tiro al blanco y hablamos sin interrupciones, cosas que no habíamos hecho hace mucho tiempo.

Al rato de estar tranquilos y relajados entró una familia de extranjeros: papás y dos niños, uno de la misma edad que mi hijo. Lo único que pude hacer es preguntar cuántos años tenía. Al cabo de 20 minutos yo estaba en el piso pintando con él y practicando su español. Sin duda extrañaba a mi hijo en esos momentos. Mi esposo solo se reía y obviamente él también se dio cuenta de la situación.

Así que para la próxima que quieras tener un fin de semana a solas y sin wiros que te hagan extrañarlos, aquí te paso el tip de algunos hoteles en Guatemala que tienen política de no admitir a menores de 15 años.

Casa Palopó, Santa Catarina Palopó, Sololá.

casapalopo

Foto: Facebook Casa Palopó

Casa Palopó es sin duda de mis lugares favoritos. Soy guía turística y he ido a dejar y recoger huéspedes y siempre me sorprende no sólo en la decoración sino el ambiente que se maneja en el hotel. Por algo fué nominado por la Revista del Condé Nast Traveler, y galardonado con el premio Andrew Harper que se le ofrece sólo a los mejores hoteles alrededor del mundo. Además Trip Advisor lo reconoció con el premio a la excelencia hotelera en 2014 por las buenas recomendaciones que tiene de parte de los huéspedes.

casapalopo3

Foto: Facebook Casa Palopó

El hotel está localizado en las faldas de las montañas  de Santa Catarina Palopo (6km de Panajachel). El hotel cuenta únicamente con 7 habitaciones con decoración contemporánea y del Altiplano. 150 gradas hacia lo alto de la montaña se encuentra una Villa decorada con textiles y artesanías africanas. La colección de arte del hotel incluye varios Botero y otros artistas contemporáneos. Con dos elegantes suites la villa es perfecta para quienes quieren total privacidad. En cualquier habitación que se encuentre tendrán hermosas vistas a los volcanes Atitlán, Tolimán y San Pedro. El restaurante es uno de los mejores en el país, así que no solo disfrutará de una magnifica vista, sino se dará gusto en el restaurante.

 

Mesón Panza Verde, Antigua Guatemala.

panzaverde2

Foto: panzaverde.com

Este hotel boutique se estableció en la antigua en 1986 al final de la 5ta avenida sur. Localizado en un callejón suficientemente cerca del parque, pero al mismo tiempo lo suficientemente alejado del trajín de la Antigua. El Mesón Panza Verde es un lugar íntimo y acogedor. Mi esposo estaba impresionado con la hospitalidad del personal y la simpleza y delicia del desayuno que nos ofrecieron. Cuenta con 12 habitaciones, 9 de ellas son suites y tres habitaciones dobles, cada una decorada con toques únicos, y una fuente rodeada de un patio antigüeño.

panzaverde

Foto: panzaverde.com

Panza Verde tiene uno de los mejores restaurantes en la ciudad, con música en vivo y un ambiente espectacular, intimo y elegante. Con una amplia selección de vinos, el dicho del restaurante es “comida internacional con un twist”. El hotel también cuenta con una galería de arte con exposiciones regulares y clases de yoga. La terraza es de ensueño y tiene una vista lindísima hacia los volcanes y los techos de Antigua.

 

Posada del Ángel, Antigua Guatemala.

posadadelangel

Foto: posadadelangel.com

El hotel esta lleno de pequeños detalles que hacen de la estadía una experiencia memorable.
Posada del Ángel fue construido en una antigua casa. Cuenta únicamente con 7 elegantes habitaciones. Cada una única en su diseño y decoración. El estilo es un ‘Bed and Breakfast’ que quiere decir que no cuentan con restaurante en las instalaciones, únicamente desayunos.

posadadelangel2

Foto: posadadelangel.com

El hotel está diseñado para poder descansar y tener la privacidad de los huéspedes. Tiene rincones como la sala con la chimenea o la terraza para disfrutar de leer un libro. Los comentarios de los huéspedes son usualmente: “no me quiero ir”, y lo describen como un lugar con un trato espectacular y una atmósfera inolvidable.

elblog-annie