Guate con wiros: Antigua /

2019.09.11

Por Annie Godoy

Ir a la Antigua siempre me recuerda mi niñez. Dejar correr a mi hijo en el parque o convivir con otros niños cerca de la fuente revive esos recuerdos. Además de que ahora como mamá siento delicioso salir de la ciudad, dejar atrás los centros comerciales y ofrecerle a mi hijo una experiencia real.

Así que en mi calidad de mamá y guía turística profesional me tome un tiempo para darles algunos tips para salir con wiros por Guate. Empezando por: la Antigua. Si tienen comentarios y otras ideas, pueden dejarlo al final del artículo.


Hay varios lugares a dónde ir con los niños. Luego de las más populares que son ir al parque y visitar la Fuente de las Sirenas para darle esa experiencia de improvisación y tranquilidad a nuestros hijos.

Uno de mis favoritos es el Hotel Antigua, no solo es lindísimo, sino también tienen un club de niños con actividades. Hay dos señoritas que se encargan del club. En los juegos, hay unas banquitas donde los papás supervisan y pueden platicar mientras sus hijos se entretienen o vigilar a los niños a distancia desde el comedor.

Si prefieres un lugar más pequeño y acogedor, esta Culinaria que comparte espacio con el restaurante Pushkar. En ambos se puede estar al aire libre en un jardín con mesas y un área para juegos. Culinaria ofrece comida internacional con paninis y deliciosas pastas y Pushkar comida oriental con un toque de la India, ofreciendo riquísimos curries, pollo tikamasala, y mi favorito el curry de vegetales acompañado de panito naan.

Todos los sábados el Farmers Market de Caoba Farms tiene venta de comida y de artesanos con productos locales. Además, tienen música en vivo alegrísima y comida orgánica realmente espectacular. ¡Este es un lugar que si no conoces tienes que ir! Ofrecen productos y se pueden visitar las plantaciones y en la tienda, no solo puedes comprar vegetales 100% orgánicos, sino también otros productos orgánicos. Los pequeños visitantes estarán entretenidos viendo a las gallinas y patos crecer felices, pues se alimentan de insectos y plantas y no les dan concentrado. Es una oportunidad para que los chicos conozcan un poco acerca de la agricultura sostenible.

Un lugar que no es comercial y que sin embargo se lleva el premio es el Centro Formación de la Cooperación Española. Ubicado en el antiguo Colegio de la Compañía de Jesús, además de ser un lugar histórico y lindo, tiene cine con películas para niños (gratis), una biblioteca con actividades de manualidades, un café con un jardín espectacular y esporádicamente obras de teatro y otras actividades para los chicos (hay que estar pendientes de sus publicaciones).

Cervecería La Catorce. No tiene mucho de cultura ni de tradiciones, pero tiene cerveza, área al aire libre y ¡un área de juegos espectacular! (de los mejores en Guatemala).  El lugar tiene amplio parqueo y queda en las afueras de Antigua en dirección al volcán Acatenango. Si no has ido, esta es la oportunidad para escoger una de las actividades y usarlo de excusa para el colazo a la Antigua.

Earth Lodge es un lugar fuera del casco de Antigua, localizado por el Cerro de la Cruz, en la comunidad del Hato a aproximadamente 25 minutos del casco. Al llegar al Hato se debe de parquear el carro y luego caminar unos 15 minutos por una vereda en bajada siguiendo las señalizaciones o preguntando a los vecinos. Al llegar, la vista y la comida hacen que valga la pena. También es un hospedaje, por lo que si preparas un fin de en Antigua con los wiros, deberás hacer reservaciones. Algunos domingos cuentan con música en vivo.

Para niños más grandes también se pueden apuntar a un curso de cómo hacer chocolate, hay dos localidades diferentes para el Chocomuseo: Uno es en la 4ta calle (calle de la salida) a un costado del Palacio de Dona Leonor y el otro es en la Calle del Arco frente al Sabor del Tiempo.

Y por último un tip práctico: vas a encontrar aceras con un símbolo de silla de ruedas. Esto lo hacen para que los enfermos del Hospital Hermano Pedro, localizado por el Tanque La Unión, puedan movilizarse. Las esquinas de estas aceras tienen una rampa al final y puede que sean más accesibles que otras si prefieres usar carruaje, sin embargo la mayoría de calles se te van a complicar empujando carruaje, así que lo más recomendable sería usar un cargador de bebé o fular.