Golosinas hechas en casa /

2016.06.09

Andrea Caballeros
mangoymenta.com

 

Se que muchas madres desean que sus hijos coman mejor, tal vez menos azúcar o comida chatarra. Pero los niños constantemente piden papitas, un chocolate, gomitas o tantas otras golosinas que sabemos que lejos de ser nutritivas pueden ser dañinas para nuestros hijos.

¿Pero qué opciones tenemos? Queremos que nuestros hijos estén contentos y además hay días que no tenemos fuerzas para decir no. Más bien pasamos por las papitas y pedimos unas para nosotras también.

Para mi, quitar alimentos de manera permanente de mi dieta ha resultado muy difícil. A veces quiero (necesito!) un pedazo de pastel, unas papas fritas, una pasta, etc etc. La mejor solución que he encontrado es la substitución. Gracias a la internet tenemos ilimitadas recetas a nuestro alcance. Si quiero papas fritas me las hago (como me gusta, fácil, rápido y delicioso). Si quiero una pasta puedo utilizar mi “spiralizer” y hacer una pasta de zuchinni o algo parecido. Es delis, diferente y me quita el antojo. Si quiero algo dulcito rico, utilizo una receta con ingredientes nutritivos para crear algo delicioso pero beneficioso para mi cuerpo.

Si deseas modificar la dieta de tu familia a comida más nutritiva puedes probar esta técnica de “substitución”, tal vez funcione para ti también. Substituye todo lo procesado y dañino por los ingredientes originales.

Mi mejor descubrimiento en este proceso de substitución son las gomitas hechas en casa. Son tan deliciosas y son nutritivas, contrario a las gomitas de siempre. Así que hoy les quiero compartir mi receta favorita para gomitas. Además de ser deliciosas te ayudarán a subir las defensas de tus hijos y a pelear la gripe.

Gomitas contra la gripe

Ingredientes:

  • 1/2 taza de jugo de limón o naranja
  • 1 cucharadita de jengibre fresco picado o molido
  • 3 cucharadas de miel cruda
  • 3 cucharadas de gelatina sin sabor *
  • Moldes pequeños. Yo utilizo unos moldes miniatura de silicón, pero puedes utilizar algunos para mini muffins o un pírex para cortarlos en cuadros.

Procedimiento:

En una olla pequeña coloca el jugo de limón o naranja, el jengibre y la miel a fuego medio. Esparce la gelatina sobre el líquido y bátelo o revuélvelo hasta que esté todo mezclado. Déjalo que se caliente, pero ¡no lo dejes hervir! (Esto tardará como 3 minutos). Una vez caliente colócalo en los moldes que tengas.

Déjalas en el congelador por 20 a 30 minutos (cuidado que no se congelen) o 1 -2 horas en la refri. y después disfruta. (¡Trata de dejar algunos para los niños!)

*Es mucho mejor si la gelatina sin sabor es de una fuente animal (esta proveerá colágeno y proteína) y es natural y no sintética. En Guatemala es muy difícil de conseguir, pero te dejo las mejores marcas que hay para que lo tengas en mente (esta y esta). Si te gustan estas gomitas no dudes en buscar otras recetas en internet. Hay muchas y todas son deliciosas.