Gestar con alegría /

2016.07.26

María José Godoy de Joachin
mjgg.joachin@gmail.com

 

Yo he estado ahí. Sí ahí donde estas tú. En los dos picos de la escala: Con una alegría inmensa por la noticia de un embarazo. Y con miedo, angustia y llanto inexplicable cuando la prueba sale positiva. No ha sido ni siquiera de un solo modo cada una de las dos veces que he gestado. Durante el mismo embarazo, en la misma semana incluso, he experimentado los dos polos de la depresión y la euforia. ¿Por qué? Dicen por ahí los psicólogos que esta es una pregunta infantil, que lo mejor es preguntarnos el para qué de las situaciones, sin embargo de ésta solo tengo unos débiles por qué. Porque nuestras hormonas son un relajo, porque los neurotransmisores en nuestro cerebro se alocan todavía un poco más y porque inevitablemente somos el fruto del ambiente en el que vivimos, si estamos atravesando una crisis o un problema, esta crisis o problema sigue estando ahí aun después de descubrir la noticia de un embarazo.

Y ahí vamos por la vida, con la panza que no termina de salir pero nos hace ver gorditas, la serotonina más alta o más baja y un chorro de gonodotropina coriónica humana proveniente de la hipófisis circulando en nuestro sistema. Y como si eso no fuera suficiente presión, yo vengo a poner un poco más jajaja… son bromas. Ya en serio, quiero compartirte lo que descubrí leyendo al Dr. Michel Odent, que aunque en un primer momento me hizo sentir aún más presionada de lo que normalmente ya nos sentimos a ser la madre perfecta aun antes del nacimiento!$%” También me dio un punto de partida para reflexionar sobre lo que sí está en mis manos y como adulta tengo la responsabilidad de proveer para mi bebé desde la gestación.

La función de la alegría en el embarazo
“Sea cual sea el aspecto de la infelicidad en el que la mujer se encuentre (tristeza, duelo, ansiedad, preocupación, estrés) el nivel de cortisol es más alto que si se siente feliz, y hoy se sabe a ciencia cierta que el cortisol es un inhibidor del crecimiento fetal, y en concreto del desarrollo cerebral“ (Michel Odent). Y no solo podría acarrear consecuencias a nivel físico sino psicológico: “La ansiedad durante el embarazo puede constituir en los humano un mecanismo capaz de producir una predisposición mayor a las psicopatología en niños y adolescentes”.

Por si lo anterior fuera fácil de digerir, lo que más me impresionó de los estudios citados por Odent fue esto: “Los resultados sugieren que el estado emocional de la madre durante el embarazo tiene un efecto mayor a largo plazo sobre el niño que el estado emocional que tuviese durante el año siguiente al nacimiento”. Y nosotros preocupándonos por los miles de cursos, los masajes y la estimulación que vamos a darle en sus primeros doce meses de vida!!! Te entiendo mami, yo también me ilusioné y ahorré plata para estos pensando en que ese momento sí era el trascendental; ahora en mi segundo embarazo, prefiero invertir en mi porque sé que es lo mejor para él en mi panza.

¿Qué podemos hacer?

  • Conoce y exige tus derechos
    Odent sugiere que la primera obligación de todos aquellos que atienden embarazadas es proteger su salud emocional, en la práctica esto se reflejaría en que al salir de tu consulta ginecológica te sientas más feliz que antes o al menos tu ansiedad haya disminuido.
  • Habla
    Con tu mamá, tus amigas, otras mamás. Búscate una doula, asiste a los grupos de crianza y gestación. Ve a terapia si crees que es necesario.
  • Ejercítate
    Al estar en movimiento segregamos serotonina, una hormona que nos hace sentir bien. Generalmente está bien visto por los médicos que continúes con un deporte que ya practicas o busques uno después de las 12 semanas aunque seas novata que resulte especialmente relajante como nadar o hacer yoga prenatal.
  • Come sano
    Hoy en día existen pruebas de que las deficiencias nutricionales, particularmente las de ácidos grados omega 3, exacerban los trastornos depresivos.
    Como dice Michel Odent. LA ATENCIÓN PRENATAL DEL FUTURO ESTARA ORIENTADA POR UNA NORMA: <<COMA SARDINAS, SEA FELIZ Y NO SE OLVIDE DE CANTAR>> 🙂