Gazpacho de foodie /

2018.03.28

Por Lissy González

No es salsa de tostadas, ni sopa de tomate. Gazpacho es una delicada bebida ideal para la época de calor. Es de esas recetas que dan de que hablar. No es complicado, ni necesitas ingredientes imposibles. Eso si… un delicioso y fino aceite de oliva puede realzar el sabor más que un aceite de oliva común.

Me tomó varios meses encontrar la receta perfecta que me recordara el gazpacho que me tome hace años en España. Los ingredientes secretos: pan frío y almendras. Le dan una textura especial y realzan el sabor. Cuando me gusta una receta, busco y busco perfeccionarla. Esta receta que les comparto esta adaptada de una receta de The Joy of Cooking y Slate Magazine.

Lo mejor de esta receta es que el gazpacho es crudo por lo que no se necesita pasar nada por la estufa. Una licuadora es absolutamente necesaria, y también un colador de mano, como los de la abuelita, o un colador con una cuchara.

Ingredientes

2 libras de tomates maduros (partir por la mitad, quitar las semillas y cortar en trozos)

1 chile pimiento rojo cortado en pedazos

1 pepino (pelarlo, cortar por la mitad, retirar las semillas con cuchara y en trozos)

1/2 cebolla roja en trozos.

1/3 taza de aceite de oliva extra virgen

1/3 taza de almendras

1 trozo de aprox. 20 cm  de pan frio remojado en un poco de agua

3 cucharadas de vinagre de jerez (de manzana o vinagre de vino rojo también funciona)

2 dientes de ajo

sal y pimienta al gusto

1 aguacate en rodajas delgadas (para servir)

Preparación

Colocar el tomate, chile pimiento, pepino, cebolla, aceite de oliva, almendras, pan, vinagre y ajo en la licuadora, sazonar con sal y pimienta. Procese todo por aproximadamente 2 minutos, añadiendo poquísima agua si fuera necesario. En mi experiencia, prefiero empujar los vegetales húmedos hasta abajo con una espátula y no es necesario añadir mucha agua. Si no caben todos los ingredientes en la licuadora, se pueden hacer por tandas.

Para mí, que he buscado la receta de gazpacho perfecta, es necesario colar la mezcla en un colador manual. Para que quede como la consistencia de un smoothy cremoso. Pero si se licúa adecuadamente es posible obviar este paso. Yo creo que si hace la diferencia, pero ya me obsesioné. Ustedes pueden relajarse y no colarlo.

Ajustar el sabor y refrigerar por lo menos dos horas antes de servir. O servir de inmediato con una rodaja fina de aguacate. Para los que les gusta el picante, se puede poner una pizquita de chile cobán.