Errores más comunes de las mamás activas /

2015.04.23

analuciaarrivillaga-nutricionista

Ana Lucía Arrivillaga
info@nutrireclinic.com

 

Si eres una mamá activa, que practica deporte, va al gimnasio, sale a caminar con sus amigas, etc. Asegúrate de no cometer estos errores:

  • ¡No desayunar! 
    Si te ejercitas por la mañana no olvides nunca realizar un desayuno saludable primero. De lo contrario, tu cuerpo utilizará los aminoácidos de tus músculos para formar glucosa, en otras palabras, tu cuerpo utilizara tu propio músculo como fuente de energía. Idealmente desayuna un platillo saludable que contenga carbohidrato y algo de proteína, por ejemplo una taza de cereal integral con leche, un licuado de yogurt griego con fruta, etc.
  • Hacer ejercicios abdominales “regulares” si se padece diastasis recti
    Este es un error que cometemos muchas mamás, pues la mayoría de veces desconocemos que padecemos de este problema. Es importante que revisemos si nuestros músculos abdominales se encuentran separados luego del embarazo, pues de ser así debemos evitar por completo los ejercicios abdominales regulares, y existen ejercicios especiales para corregir el problema.
  • ¡Correr con sobrepeso! 
    Muchas personas en su afán de estar en forma inician rutinas de ejercicio que pueden resultar perjudiciales para su salud. Si tienes sobrepeso, lo ideal será realizar algún tipo de ejercicio de bajo impacto, de lo contrario podrías lesionar tus rodillas y espalda. Consulta con un médico antes de iniciar una rutina de ejercicio, y si tienes sobrepeso te recomiendo iniciar con ejercicios de bajo impacto: natación, elíptica, bicicleta.
  • Utilizar ropa y fajas térmicas para “quemar mas grasa”
    Aparte de ser incómodo, la verdad es que pasar calor no te hará quemar más grasa, únicamente te hará perder más líquido. Y es que seguramente después de hacer ejercicio con ropa térmica habrás bajado de peso, pero será agua y no grasa lo que perdiste. Recuerda también mantenerte hidratada antes, durante y después del ejercicio.
  • No controlar nuestro ritmo cardíaco
    Muchas veces pensamos que mientras mas rápido corramos, más sudemos y más se acelere nuestro corazón seguramente estaremos quemando mucha grasa y calorías. Sin embargo, para lograr quemar realmente grasa debemos mantener nuestro ritmo cardíaco a un 55 – 70% de su máxima capacidad. Una forma sencilla de hacerlo es restando tu edad a 220 y multiplicándolo por 0.55 y 0.7. Eso te dará tu rango ideal de latidos por minuto para quemar grasa. Digamos, ehem, que yo tengo 25 años 😉  Restamos 220-25= 195, 195*0.55= 105, 195*0.7= 136. Por lo que debo mantenerme en un rango de entre 105 – 136 latidos por minuto.  Puedes medir tu pulso en tu muñeca durante 15 segundos, y ese número multiplicarlo por cuatro para obtener tu frecuencia cardíaca en un minuto (60 segundos).
  • Ingerir proteína en exceso
    Ya sea a través de la dieta o shakes de proteína. El cuerpo tiene un límite de proteína que puede utilizar, cualquier exceso será eliminado por vía renal, o se depositará en forma de grasa (pues al final del día son calorías extra). Es importante no excederte pues esto puede ocasionar daños a nivel de tus riñones. Lo ideal será consultar con un experto en nutrición para orientarte acerca de tu ingesta recomendada de proteína y calorías al día.

Y si no tienes tiempo de ir al gimnasio intenta mantenerte lo más activa posible durante el dia, evitando los elevadores y prefieriendo las gradas, sacando a caminar a tus perros o en mi caso, dando un paseo con Luciana alrededor de la colonia.
?
caminandoconluciana

Y no olvides que de nada servirá pasar horas en el gimnasio si no cuidas tu alimentación. Espero haberlos ayudado, cualquier duda recuerden que se pueden comunicar conmigo directamente a través de la sección “Preguntale a la Nutri”, ¡estoy a las órdenes!