Errores más comunes de las dietas /

2015.06.03

Solight
karinherman@solight.us

 

Hablar de dietas es inevitable. Llega el momento en la vida donde toda persona se da cuenta que necesita una. Habemos quienes queremos regresar a nuestro peso pre parto, o quienes queremos perder unas libras de más para mejorar nuestra autoestima y apariencia. Hay quienes deben hacer dieta debido a los riesgos de salud que implica el sobrepeso y resulta angustiante someternos a la privación e incertidumbre que causa la palabra “dieta”

Mi experiencia en el tratamiento del sobrepeso, me ha llevado a la conclusión que cuando alguien llega a la clínica han probado muchas dietas que no les han funcionado, y llegan para perder peso definitivamente y no recuperarlo. En mi opinión, ofrecer solamente una dieta no es la solución, es necesario algo diferente como el coaching que les damos a nuestros pacientes para realmente atender todos los factores que influyen en la alimentación sana.

Se han preguntado ¿por qué muchas dietas no funcionan o por qué no conseguimos adelgazar? He aquí algunos factores que pueden ayudarnos a comprender un poco más sobre los obstaculos que no tomamos en cuenta a la hora de proponernos bajar de peso.

Creando hábitos y no restricciones:

  • Al iniciar una dieta generalmente nos dan una guía de lo que tenemos que comer y en muchos casos no nos enseñan cómo comer. Lo anterior es importante ya que si no modificamos nuestros hábitos no vamos a conseguir buenos resultados. Los hábitos tienen que ver más con la forma en que comemos, que en muchos casos es donde esta el problema.
  • La dieta es una disciplina, no un sacrificio. Ser disciplinado es conocerse a uno mismo, es estar consciente de nuestros límites y respetar nuestro cuerpo.
  • En muchos casos las restricciones de ciertos alimentos nos despiertan aún más el antojo para consumirlos y terminamos rompiendo la dieta. Ojo con eliminar.
  • Nuestro organismo es inteligente, toda dieta restrictiva es interpretada como una situación de escasez y esto disminuye nuestro metabolismo.

Causas sociales, emocionales y psicológicas:

  • Algunas situaciones sociales hacen más difícil seguir una dieta, ya que pensamos que tenemos menos control sobre lo que consumimos. Siempre hay opciones y se pueden evitar las calorías, comiendo antes de salir, o escogiendo opciones light.
  • Tendemos a refugiamos en ciertos alimentos para compensar ciertos estados de ánimo. Consumir alimentos hipercalóricos como el chocolate, producen un aumetno de la serotonina y nos sentimos más alegres o más calmados. Lo iróico es que el aumento de peso que producen estos alimentos acaban haciendo que nos sintamos mal y que volvamos a consumirlos.
  • Habemos quienes calmamos la ansiedad comiendo, debido a que el movimiento de masticación reduce la ansiedad. Sepamos reconocer nuestros estados de animo y plantarnos alternativas para relajarnos de otras formas: tomar un paseo, hacer ejercico, meditar, etc.
  • Comer es una forma de evadir la realidad que no nos gusta. Comer es un acto placentero que nos compensa de una realidad desagradable o que nos evade de la misma. Respeta los horarios de comida.
  • Nos falta motivación. Aprendamos a establecer metas realistas, a recompensar nuestros logros y a mantener un objetivo en mente.

En la clínica Solight le damos coaching a nuestros pacientes para que ellos mismos puedan vencer la resistencia al cambio que todos tenemos, los guiamos para que puedan tomar conciencia de los hábitos para bajar peso y los hábitos que llevan a una persona a ganar peso.

Planificamos en conjunto el plan que vamos a trabajar para lograr sus objetivos, les ayudamos a dar estrategias para vencer los obstáculos que se puedan presentar en el tratamiento, y de esta forma logramos que nuestros pacientes se adhieran mejor al tratamiento y que el cambio pueda ser más profundo y duradero.

Además contamos con la auriculoterapia que les ayuda bastante a controlar la ansiedad.
Para más información escríbannos info@solight.us o se pueden comunicar al 2339-0322.