Entrevista con Diana Alemán de Modai de Cordón de Vida... /

2016.03.07

Cuéntanos un poco de ti misma y como llegaste a trabajar a Guatemala con Cordón de Vida
Soy panameña, tengo 8 años viviendo en Guatemala y soy madre de dos varones. Me encantó el país desde mi primera visita. No se me olvida la primera vez que mi esposo me pidió un desayuno chapín, hasta foto le tomé. Cordón de Vida es un proyecto que viene conmigo desde Panamá, trabajé como Gerente de Ventas y al establecerme en Guatemala decidí que era una buena oportunidad para ofrecer un servicio diferente, personalizado y que me permitiera tener un poco de tiempo para disfrutar de mi familia y las actividades con mis hijos.

¿Qué es lo que más te llama la atención de trabajar con mujeres embarazadas y la recolección de células madre?
Siempre que veo en algún lado una mamá embarazada mi impulso es acercarme y ofrecerle los diferentes servicios de Cordón de Vida, por que para mi es muy importante que las personas estén informados para poder tomar decisiones. Es muy especial estar involucrada en esta etapa tan importante de los padres, recolectar las células madre es una oportunidad única que permite tener acceso a avances médicos, científicos y tecnológicos tanto para el bebé como para la familia. Me gusta ofrecer un servicio personalizado, con todo el apoyo y asesoría posible para que todos puedan contar con este beneficio.

Además de Cordón de Vida, ¿A que más te dedicas?
Desde mi primer embarazo me he dedicado hacer Scrapbook! Soy fanática! Recolecto cada imagen que puedo tanto de los niños, como de los viajes en familia, amistades y mi esposo para luego armar un álbum de fotos. Luego me encanta sentarme con mis hijos y mi familia y juntos revivimos esos momentos tan especiales.

¿Qué es lo que más te gusta de Guatemala?
La amabilidad de las personas En Panamá el trato es mucho mas frío, rápido y directo. Me costó un poco que las personas me entendieran cuando me mude a Guatemala pero poco a poco fui adaptándome. La comida me encanta, el clima por supuesto (En Panamá tenemos 30 grados todo el año) y por último tengo una fascinación por los volcanes! No puedo creer la cantidad de volcanes que tiene este país y varios de ellos activos.

Sos parte del club de mamas trabajadoras fuera de casa. Pregunta del millón: ¿Cómo balanceas tu tiempo?
¡La pregunta del millón! No es fácil. Para mi es muy difícil encontrar un balance entre mi esposo, la casa, mis hijos, tiempo para mi y el trabajo. Trato de estar lo mas organizada posible para dedicarle tiempo a mis hijos ya sea llevándolos a una piñata, salir al parque, ir al cine con mi esposo, atender una cita con clientes y sacar 10 minutos para mi al día. Mi familia esta en Panamá pero mis suegros nos ayudan muchísimo y me encanta que mis hijos puedan compartir con sus abuelitos.

¿Qué haces para divertirte con tus hijos un fin de semana?
Ahora estamos en la etapa de enseñarle a montar bicicleta a mi hijo de 4 años! Vamos a pasos y pedales cuando nos quedamos en la ciudad, y cuando podemos nos vamos a la playa o Antigua. No me gusta quedarme en la casa todo el día.

¿Qué te gustaría ver en un futuro cercano para las mamás en Guatemala
Ser madre, esposa y trabajadora tiene sus sacrificios pero también sus recompensas. Me encantaría que cada mujer guatemalteca se pueda realizar y lograr lo que se propone. He visto muchas barreras como el miedo, que se impone en la superación de las mujeres.