Ensalada de lentejas /

2018.02.21

Por Lissy González

 

Lunes es el día que usualmente no tenemos mucho en la refrigeradora. A mi me entra el estrés cuando veo pocos vegetales en la refri, y sé que es hora de ir al super. Pero algunos lunes simplemente no me da tiempo, y para eso tengo mi receta favorita, que adapto según los vegetales e ingredientes que si tengo.

Cuando recuerdo las tristes lentejas de mi infancia: básicamente sopa de lenteja, y las comparo con esta deliciosa receta; se que estoy haciendo dos cosas buenas: salvando a las lentejas de un final triste donde todos dicen: yuuuuk guacala, y terminan de vuelta a la refri. Y dándole a mi familia una excelente nutrición, porque contienen casi el 90% de lo que necesitas de ácido fólico. Aparte que es un alimento barato, y que pocas personas consumen porque solo piensan en sopa de lenteja.

Una vez ustedes puedan cocinar las lentejas de ensalada a perfección, las posibilidades son ilimitadas.

Les voy a dar el tip para lentejas de ensalada: Mucha mucha agua!! 

Lentejas al dente:

1 taza de lentejas cafés.

2 litros de agua

2 cucharadas de sal

Poner dos litros de agua a hervir. La cantidad de agua debe ser mucho mayor, aunque sólo sea una taza de lentejas, usa la olla más grande que tengas. La clave es hacer las lentejas “bailar” en el agua hirviendo. No pueden estar amontonadas, ya que tendrás sopa al final. Coloca las lentejas una vez el agua este hirviendo. Chequea a los 15 minutos para saber la consistencia. Toman de 15 a 20.

Es importante que la consistencia de la lenteja no este dura ni aguada. El punto es que luego de 10 minutos de hervir, pruebes con cuidado y una cuchara, la consistencia de la lenteja, y que no se pase, ni quede dura.

Corta los vegetales:

Esta receta no es al pie de la letra, y por eso me gusta. Porque puedes tomar estos ingredientes o bien, añadir las variaciones que te sugiero:

1 chile pimiento amarillo en trocitos

3 ramas de apio lavado en trocitos (también las hojas!)

1 atado de cebollín lavado, bien picado

1/2 bote de alcaparras pequeñitas en vidrio, (no las saladas de bolsa) Las alcaparras son deliciosas, es un ingrediente que sugiero no omitir, y siempre tener un botecito de estos en el pantry.

cilantro / perejil / hierbabuena, picado (todos juntos o solo uno, lo que haya) al gusto

variaciones: pepino en trocitos, arugula, espinaca en trocitos, tomates cherry, cebolla morada, cranberries secas, queso de cabra, queso feta, cuadritos de queso panela.

Almendras en rodaja, nueces, pepitoria en semilla, (estas nueces quedan mejor colocadas al final)

Vinagreta:

1/3 taza de aceite de oliva

1/4 taza de vinagre de cidra de manzana

1/4 taza de miel de maple

1 cucharada de mostaza

1/4 cucharadita de:  pimienta negra, comino molido, clavo molido, canela molida, sal de ajo, nuez moscada. ( si no tienes todos, sustituye con lo que tengas en tu pantry, la idea es darle aroma a la vinagreta)

1/2 cucharadita de: sal, cúrcuma o curry.

Yo usualmente lo muevo todo con un batidor o lo coloco en la ensalada, para dejarla en la refri un par de horas. Al final coloco las semillas o almendras.

Esta ensalada es perfecta para un almuerzo rápido, para acompañar un pedazo de salmón en la cena, o con trocitos de pollo. Es super liviana y muy nutritiva. Es mi receta bajo la manga. Yo incluso congelo las lentejas cocidas sin nada, y las utilizo dos semanas después para otra ensalada, o para complementar los almuerzos de mis hijos.