El llanto como medio de comunicación /

2015.10.27

Ximena Gálvez Close
xgcmontessori@gmail.com

 

Escuchar a nuestros bebés llorar puede ser una de las cosas más difíciles. He escuchado a familiares y amigos decir que hay que dejar a los bebés llorar para que puedan fortalecer sus pulmones y también conozco a padres que les es inconcebible pensar que van a dejar a sus bebés llorar.

La recomendación es aprender a descifrar el ?llanto de tu bebé. Existen diferentes razones por ?las que un bebé llora y eso se debe porque el ?llanto es el primer canal de expresión que el?bebé tiene para comunicarse. Por esta razón María Montessori enfatiza en la importancia de la observación. Los bebés son excelentes comunicadores y los adultos debemos aprender a hablar su idioma.

Los bebés lloran por incomodidades emocionales o físicas. Puede que tenga sueño, hambre o sienta molestias en su ropa o cama. Lo primero es revisar que en lo físico todo este bien. Esto puede ser desde un cambio de pañal, un cambio en la posición o un hilo de la calceta que lo tiene irritado. Recuerda que los bebés son muy sensibles, algunos más que otros y un hilo o pelo pueden ser suficiente estímulo para irritarlos.

En lo emocional, los bebés necesitan sentirse escuchados y atendidos. Recuerda que dependen de ti para sobrevivir y tu eres quien le provee la seguridad al bebé en su ambiente al satisfacer sus necesidades. Una técnica que te puede ayudar a calmar a tu bebé es hablarle de manera sutil dándole la seguridad que está siendo escuchado. Si esto no funciona, intenta hacer contacto visual o coloca ligeramente la palma de tu mano en el pecho de tu bebé. Usualmente, estas técnicas funcionan más cuando tú bebé está empezando a llorar, lo mejor es evitar que llegue a su nivel más alto de frustración.

Desarrollar la paciencia y tomarte el tiempo por entender los diferentes llantos de tu bebé puede ser sumamente valioso y beneficioso para ambos. Puede ser abrumador escuchar a tu bebé llorar, pero ten en mente que el llanto es su forma de comunicarse y está en ti recibir el mensaje. La comunicación es importante, en sus primeros seis años de vida, todo lo que absorben es de manera inconsciente. Pareciera que no están haciendo mucho, pero toma en cuenta, cada detalle de su ambiente importa y el lenguaje es uno de los más importantes.

Si deseas saber más sobre cómo desarrollar el lenguaje de tu bebé al estilo Montessori, puedes ver mi artículo anterior donde comparto ejercicios prácticos que puedes hacer tu misma.