El Juego: El Trabajo de los Niños /

2018.11.13

Por Amanda Camey

¿Cuánto tiempo juegan tus hijos cada día? Y no, no estoy hablando de Fournite, Clash Royal, Minecraft, Mario Kart o cualquier juego en el que tengan que utilizar un dispositivo electrónico. Hablo de aquellos juegos, que probablemente guardes en tus recuerdos con tanta alegría, aquellos en los que disfrutabas del aire libre o en los que ponías a trabajar arduamente a tu cerebro para encontrar la mejor estrategia.

La importancia del juego
La tecnología sin duda ha realizado grandes aportes a nuestras vidas, sin embargo, es importante que los niños y niñas de la actualidad conozcan otro tipo de juegos y los pongan en práctica. ¿Quieres saber por qué? Aquí enumero algunos de los beneficios que pueden brindarles:

  • Desarrolla la creatividad del niño y su imaginación.
  • Estimula la memoria, atención y concentración.
  • Enseña a respetar las reglas.
  • Permite la flexibilidad y la adaptación al medio que lo rodea según el juego y las personas con quienes lo lleve a cabo.
  • Favorece la comunicación y la sociabilidad.
  • Permite que experimente sensaciones de triunfo y satisfacción.
  • Aumenta su tolerancia a la frustración y fomenta el enfrentamiento a los temores.

El papel del juego en el desarrollo emocional
¡Quién iba a decir que el juego permitiría fomentar tantas habilidades en nuestros hijos! A veces lo subestimamos viendo el tiempo de juego nada más como un tiempo de descanso para nosotras. No es solo entretenimiento, es parte fundamental de su desarrollo. Por supuesto, tú, como padre o madre cumples un rol crucial, pues serás quien permita estos espacios de aprendizaje.

Además, puedes utilizarlo como un medio para acercarte a tu hijo y fortalecer el vínculo entre ustedes, el mismo que permitirá una mayor confianza y comunicación, tan importantes a lo largo de su vida.

¿Necesitas algunas ideas?
Desde un paseo en bicicleta, un cuento de príncipes y princesas o superhéroes que salvan al mundo, kickball o “matado” hasta armar un rompecabezas, jugar memoria, mímica, pintar con yesos, soplar burbujas o juegos de mesa. ¡Todas son buenas ideas!

Cuando tengas ganas de agendarles una extracurricular más a tus hijos, detente un momento y respira. Recuerda que: “Los niños necesitan tiempo y espacio para jugar. Jugar no es un lujo, es una necesidad.” (Kay Redfield Jamison)

Amanda Camey es psicóloga clínica, especialista en niños y forma parte del equipo de Mind, especializados en ti

Contacto MIND: http://mindclinica.com/
Click aquí para su Facebook
mindgrupo@gmail.com
TELÉFONOS
(502) 2379-0665 / 2379-0668/ 2379-0673