El Desconocido Mundo de la Estimulación Prenatal /

2018.07.24

Por Agnes Leal

Cuando hablamos de estimulación infantil, siempre pensamos en bebés y niños; pero olvidamos que dentro del útero materno el feto también puede recibirla. La estimulación prenatal consta de técnicas que nos pueden ayudar y están dirigidas para beneficiar tanto a los padres como al feto. No se necesita de materiales sofisticados ni se requiere de mucho tiempo, sólo constancia para transmitirle a nuestro hijo/a en el vientre mucho amor.

La estimulación prenatal consiste en diferentes técnicas que benefician el desarrollo del feto durante el embarazo. Su objetivo es potenciar sus capacidades durante su gestación. Es importante ya que influye en el desarrollo mental, de los sentidos que son la base para el aprendizaje y del cerebro del bebé, además, estrecha el vínculo/apego de los padres con su hijo/a. Promueve más conexiones neuronales en el cerebro del bebé, aprovechando la plasticidad por medio de la estimulación sensorial.

 

Etapas de la vida intrauterina

La etapa prenatal es la primera de las etapas en el desarrollo humano, llamada fase de la vida intrauterina o embarazo. Transcurre desde la concepción hasta el nacimiento en el parto. Esta etapa se divide en 3 períodos:

El Período Germinal: Inicia en el momento de la concepción. La célula comienza a dividirse, aumenta de tamaño hasta formar el embrión, se arraiga en el útero al terminar la segunda semana.
El Período Embrionario: Desde el final de la segunda semana después de la concepción hasta el final del tercer mes. El embrión en desarrollo es susceptible a daños por causa de diversos factores como deficiencias nutricionales de la madre, consumo de alcohol, medicamentos, drogas, tabaco, infecciones, rayos X.
El Período Fetal: Del final del tercer mes al término del embarazo. El feto tiene forma de ser humano y su desarrollo proseguirá en los 7 meses siguientes, hasta el momento del parto.

¿Cuándo comenzar la estimulación prenatal?

Lo ideal es que la estimulación prenatal comience al confirmarse el embarazo, para que los padres se informen sobre los cambios físicos y emocionales que darán lugar durante la gestación, prevengan posibles situaciones de riesgo y se puedan preparar de una manera adecuada para recibir a su bebé.

Durante el embarazo, la salud física y emocional de la madre es lo más relevante, por lo cual es de suma importancia que se eviten las situaciones de estrés y emociones negativas en la madre, ya que ella se las transmite y puede afectar el carácter del niño o provocar situaciones de riesgo. Teniendo este punto básico cubierto podemos adentrarnos al mundo de la estimulación prenatal. Las técnicas de estimulación prenatal de relajación, visualización y respiración durante el primer trimestre idealmente buscarán tener como objetivo que la futura madre pueda adaptarse en una forma sistemática y con más facilidad a los cambios que le están sucediendo.

Técnicas de estimulación prenatal

  • Técnicas de relajación:
    Disminuyen la tensión y el agotamiento, tanto físico como mental. Se recomiendan los masajes para embarazadas.
  • Técnica de visualización:
    Hoy en día es fácil conseguir videos para visualizaciones guiadas, buscar uno que sea de su agrado, con los ojos cerrados y luego de varias respiraciones profundas, se van asociando imágenes y pensamientos con estados positivos de ánimo, los cuales brindan una sensación de bienestar.
  • Técnicas de respiración:
    Por medio de respiraciones profundas, lentas y rítmicas, se oxigena el cerebro, se aprende a respirar mejor y se aumenta la capacidad de los pulmones.
  • Técnica Táctil (supervisado por su ginecólogo):
    Es recomendable realizarla desde el segundo mes de embarazo, no hacerlo cuando existen riesgos médico o posibilidades de aborto. El tiempo de duración es de 3 minutos (máximo) y con cuidado para no estimular las contracciones. En el vientre de la madre dar caricias utilizando las palmas de las manos, dedos, nudillos y con toda la mano, se puede utilizar crema corporal. Otras técnicas sin riesgo asociadas a la estimulación táctil son hacer que el agua caiga sobre el vientre de la madre cuando se bañe y presionar con suavidad el lugar donde se han sentido las “pataditas” del bebé.
  • Técnica Visual:
    Se recomienda realizarla a partir de los 3 meses de gestación. Son actividades que se hacen en el vientre de la madre aplicando luz y sombra, ya sea con luz natural o luz artificial.
  • Técnica Auditiva:
    Iniciar en el cuarto mes de gestación. El feto puede escuchar sonidos exteriores por lo cual los padres deben hablarle, decirle lo mucho que le quieren; cantarle, mejor si le llaman por su nombre y nombrarlo con mucho amor; leerle cuentos, fábulas, historias, etc. El feto reconoce la voz de su madre y cuando nazca el escuchar la voz conocida le dará seguridad, por eso es muy importante que el padre también se involucre en estas actividades. Escuchar música relajante (música clásica) en un lugar tranquilo y en una posición cómoda.
  • Técnicas motoras de estimulación fetal:
    Desde el quinto mes de gestación. El objetivo de estas técnicas es trabajar el equilibrio a través de las posturas corporales de la madre. Para esto la gestante puede balancearse en una hamaca o mecedora y realizar yoga.

-Antes de iniciar cualquier programa de estimulación prenatal se debe consultar al médico.-

Agnes Leal es fundadora y directora de Move, Grow and Learn, docente por más de 20 años, con experiencia en NeuroNet, Guía Montessori e Instructora Certificada de Masaje Infantil.

Mail: movegrowandlearn@gmail.com
Fb: Move, grow and learn
Instagram: move_grow_and_learn