Dulce cumpleaños /

2015.08.13

Recientemente celebramos en familia el cumpleaños de mis hijos. Me quedé pensando qué opciones tenía para ofrecerles a mis hijos y a los invitados una celebración alternativa con dulces que libres de colorantes y saborizantes e ingredientes transgénicos, todo esto a un precio alcanzable.

Decidí ofrecerle a cada niño al llegar a la piñata una cajita con su nombre. Dentro de la cajita iban dulces artesanales de miel de abeja; canillitas de leche; chocolates artesanales de un alto porcentaje de cacao amargo y azúcar; y una paleta orgánica de una marca importada libre de colorantes y saborizantes artificiales.

IMG_6033

Para quebrar la piñata cambiamos las reglas. Teníamos dos piñatas. Para los niños en vez de dulces tiramos blocks grandes de lego y luego todos los chicos construyeron algo con los blocks. Para las chicas tiramos piezas de un rompecabezas y luego todas juntas armaron el rompecabezas. Esto no solo cambió la dinámica de recibir dulces, si no promovió el trabajo en equipo. Lo más bonito fue observar a las más grandes ayudando a las más pequeñas. Fue una experiencia muy positiva y diferente para todos.

De beber decidí ofrecer cimarrona, agua pura y rosa de Jamaica endulzada con un toque de hojas trituradas de stevia. Varios niños nunca habían probado la cimarrona. La cimarrona es una excelente alternativa a la limonada para manejar mejor los niveles de azúcar en la sangre y así evitar problemas de salud a largo plazo.

Les recomiendo mucho ver el documental “That Sugar Film” en Apple TV. Es impresionante cuanta azúcar consumen nuestros hijos a diario y muchas veces oculto a nuestros ojos. Cereales, barritas de granola, bebidas de leche, jugos, yogurt… ¿Se dieron cuenta? Ni hemos llegado al almuerzo y todo esto ya lo consumieron un gran porcentaje de nuestros hijos.