¿Dónde está papá? /

2016.06.07

María José Godoy de Joachin
mjgg.joachin@gmail.com

 

En pleno 2016 las mujeres somos más que super women. Somos madres, esposas y profesionales exitosas… Y eso está perfecto, pero ¿estamos permitiendo el espacio para que papá también sea un super man?

Según Raúl Gavin, padre de 9 hijos y autor de temas de familia “ser padre es un papel único e insustituible que la sociedad tiene que aprender a encontrar en este momento de cambio porque los hijos lo necesitan.” Ya sea en voz alta o baja son varios los ecos que quieren afirmar que el papel del padre en este siglo ha dejado de ser tan importante. Se dice que los padres no están, que en la vida de ciertos hijos nunca figuran, hoy que incluso podemos embarazarnos sin que el padre biológico se entere o participe, ésta resulta ser una posible respuesta a la ecuación. No porque sea posible objetivamente hablando deja de ser éste un factor a considerar con sus muchas implicaciones psicológicas y sociales, para todos. Para esos hijos que anhelan ese padre, para esos padres que pierden la oportunidad de encontrarse con este rol, para estas madres que llevan todo el peso solas. Lo ideal es que el padre no puede ni debe desaparecer. Sin importar si los padres son o no pareja, el padre no deberá eludir su responsabilidad ni apartarse del mundo de los hijos porque estos necesitan a su padre.

En los más comunes casos en los que mamá y papá son pareja, ocurre un fenómeno: “la madre es la que lleva la iniciativa en los asuntos relacionados con los hijos, y el padre parece una especie de monigote que no sabe muy bien hacia dónde mirar o qué decir” (Raul, Gavìn).Triste pero cierto. Cuando más fácil debería de resultar la maternidad y la paternidad compartida muchas veces la primera le roba espacio a esta última. He acá una idea de un buen regalo para nuestros esposos en el día del padre: Enviemos a nuestros hijos el mensaje claro de que papá también existe.

No se trata de que papá se ocupe también de las tareas femeninas. Es más que eso. Está bien y es justo desde nuestra mirada feminista que papá cocine, planche y lave. Excelente. Pero es más que eso:

  • Ser padre es estar: Tomás Malmierca, autor de La Mirada de Papá, establece que “la primera columna en que se apoya la paternidad es en el estar.” Declara que si un padre no está con sus hijos, no es padre, no se puede ser a distancia. Y va más allá aun diciendo que aquel famosos dicho de -calidad mejor que cantidad- es un auto engaño; que no puede haber calidad sin un mínimo de cantidad. Ya que la relación humana exige un tiempo.
  • Ser padre es tener autoridad: La autoridad se traduce en apoyo y seguridad en el lenguaje de los niños. El padre no es otra madre, es precisamente la contra parte respecto a la madre. Tener autoridad no es imponerse para lograr ser obedecido. Tener autoridad es ser seguido por los hijos, no por temor al castigo sino porque ven en su padre un punto de referencia para conocer la verdad y el bien.
  • Ser padre es querer mucho, conocer mucho y servir mucho: Cuando las mamás guardamos un rato la capa y los super poderes, los papás pueden lucir sus grandes virtudes, queriendo con ese amor tierno que también conocen, conversando con sus hijos, manteniendo una actitud de servicio antes sus necesidades inmediatas. Permitámosles ir con su naturaleza masculina y proteger, sustentar y acoger a sus hijos.

Animemos a los padres de nuestros hijos. Muchas veces les cuesta, no les sale fisiológicamente programado eso de alimentar, bañar, vestir; y está bien. Algunas otras veces se sienten desplazados, encontrándose que tuvieron que ceder su papel protagónico a aquella chibolita sonrosada que es el nuevo bebé. Nuestra actitud de mamás es decisiva. Intuyamos esos atormentados interiores que quieren hacerlo pero no saben por dónde empezar. Gavín nos da algunos consejos:

  • Concedámosles protagonismo frente a los hijos.
  • Retirémonos para que él pueda participar.
  • Comprendamos que su dirección y su consejo son imprescindibles, para el crecimiento físico y psicológico de nuestros hijos.