Descubriendo su lenguaje del amor /

2019.02.11

Para todas las mamás y papás es un reto hacer sentir amados a nuestros hijos e hijas. Es difícil sentir que no siempre lo logramos pues estar sintonizados en un canal diferente al de ellos o tratar de corregir una falta puede llevar a actitudes y reacciones que son mal recibidas en sus pequeños corazones.

El día del amor y la amistad debería ser realmente cada uno de los días en la vida de una familia. Sin embargo, en ocasiones esto es una utopía. Algo que va a cambiar radicalmente la forma de relacionarte con tus hijos es conocer el lenguaje principal del amor de cada uno de ellos. Puede que hasta este punto hayas estado esforzándote mucho en expresar amor, pero lo estás haciendo en tu propio lenguaje y no en el de ellos; o puede que hayas generalizado un mismo lenguaje para todos tus hijos sin detenerte a considerar que pueden ser diferentes sus canales de recepción de afecto.

¿Has oído hablar del libro Los 5 Lenguajes del Amor? La primera versión fue de parejas, Gary Chapman, el autor, la escribió hace muchos años. Con el correr del tiempo los libros de esta serie han evolucionado a más de diez opciones centrándose en los solteros, los compañeros de trabajo, los adolescentes, los nuevos padres, las parejas maduras y por supuesto, los niños. En todos ellos se habla de los 5 lenguajes del amor en un contexto particular. Si te interesa saber más visita su web o baja la app para parejas Love Nudge. En esta ocasión nos enfocamos en cómo conocer y hablar cada uno de estos lenguajes puede enriquecer la relación con tus hijos.

Los 5 lenguajes


CONTACTO FÍSICO
Los niños que hablan este lenguaje como principal buscan ser tocados, abrazados, premiados con una palmadita en la espalda o reconfortados con una caricia en el cabello. Con gestos que involucren tu cuerpo es como más les dirás que los amas y ellos recibirán el mensaje que deseas.

¿Qué actos prácticos puedes hacer?
– Sentarse juntos o muy cerca
– Eventualmente convocar a un abrazo grupal
– Jugar Twister

¿Qué resulta especialmente devastador para ellos?
– Usar los golpes para corregir


PALABRAS DE AFIRMACIÓN
Una aseveración verbal positiva es la mejor forma de hacer sentir amados a los niños que hablan este lenguaje. Decirle frases de ánimo o reconocimiento varias veces al día será tu forma de demostrar tu amor por ellos.

¿Qué actos prácticos puedes hacer?
– Reconocer sus esfuerzos y sus logros
– Si comete un error, reconocer su intención, esfuerzo y determinación
– Escribirle notitas de afirmación que dejes en su cuarto o lonchera

¿Qué resulta especialmente devastador para ellos?
– Hacer comentarios condenatorios
– Dejarle de hablar si te enojas


TIEMPO DE CALIDAD
Para quienes hablan de manera principal el tiempo de calidad es para quienes más se hace vida esa famosa frases de calidad antes de cantidad. Puede que pases mucho tiempo en casa, pero no lo sentirán como una muestra de cariño a menos que realmente inviertas momentos especiales en verlos a los ojos, conectar y simplemente conversar o jugar.

¿Qué actos prácticos puedes hacer?
– Hacer caminatas juntos y conversar
– Permitirle ayudar en casa
– Ponerse a ver las nubes o las estrellas juntos

¿Qué resulta especialmente devastador para ellos?
– Negar la mirada
– Ignorarlo


REGALOS
Para los padres de niños para quienes recibir regalos es su lenguaje principal, puede resultar preocupante a primera instancia. “¿Será que si hablo su lenguaje lo voy a convertir en alguien materialista?” es tal vez la principal duda. Este lenguaje del amor tiende a ser mal entendido. No se trata de que le des constantemente objetos de alto valor material. Para quien recibir regalos es la principal forma de sentirse amado no importa el precio de lo que le entregues. Puede ser una carta o una tarjeta elaborada por ti, un dulce, una flor, una piedrecita. Lo que se valor tanto de los regalos es que el gesto representa que has pensado en ellos. Es un símbolo de que aún separados tú los has tenido en mente.

¿Qué actos prácticos puedes hacer?
– Escribirle una canción
– Hacerle un scrapbook de sus recuerdos y logros
– Regalarle un libro que puedan leer juntos

¿Qué resulta especialmente devastador para ellos?
– Suplir la presencia con regalos


ACTOS DE SERVICIO
Este lenguaje también suele sembrar dudas en los papás de quienes lo hablan como principal. Es una preocupación seria la posibilidad de sembrar malos hábitos y hacer de ellos unos adultos “servidos” en un futuro. No tiene por qué ser así. No se trata de que tú como mamá hagas todo por ellos, ni de ocuparte de sus responsabilidades. Un acto se servicio también es acompañarlo a la hora de ir a la cama, prepararles su platillo favorito o peinarlo con un peinado elaborado.

¿Qué actos prácticos puedes hacer?
– Cuando va tarde, ayudarle a terminar lo que está haciendo
– Hacerle un cambio de imagen sorpresa a su habitación
– Preparar su snack favorito y llevárselo mientras hace tareas

¿Qué resulta especialmente devastador para ellos?
– Condicionar «Si haces esto, entonces yo…»


La primera clave para saber en qué lenguaje de amor habla tu hijo es poner mucha atención a lo que él más pide, de qué es lo que más se queja y qué es lo que él más hace para demostrar su afecto. Por ejemplo, un niño que siempre pida acurrucarse contigo cuando necesita subirse el ánimo, que se queje de que a sus hermanos pequeños los llevas en brazos y a él no y que dé muchos abrazos a sus amiguitos y familiares, es casi seguro que su principal lenguaje del amor sea Contacto Físico.