¿Dermatólogo o alergólogo? ¿Con quién debo consultar?... /

2016.05.31

 

Rossina Duarte
rossinaduarte@yahoo.com

 

Es una duda que en más de una oportunidad me la han expresado algunas mamás y la verdad es que en esta era de la medicina y mamás modernas es muy satisfactorio ver cómo las familias investigan sobre a qué especialista buscar y las opciones que tienen para poder ayudar mejor a sus peques, sin embargo hay algunas enfermedades que pueden ser diagnosticadas y tratadas por más de un especialista y esto puede dar lugar a dudas y confusiones a la hora de consultar.

Sin duda dentro de las enfermedades más comunes donde nos pasa esto están las alergias, esto debido a las manifestaciones cutáneas que pueden dar en un inicio de la enfermedad. Y es por esto que es importante que conozcamos algunos aspectos a tener en cuenta antes de decidir con quién debemos consultar.

La alergia es una condición muy frecuente en la actualidad y que cada vez se manifiesta más, esto debido a muchos factores principalmente la industrialización de las ciudades, contaminación, alimentación de mala calidad, etc…Y dentro de las manifestaciones de alergia podemos encontrar principalmente la alergia respiratoria, alergia alimentaria y la alergia cutánea. Los síntomas de la alergia alimentaria y cutánea incluyen principalmente ronchas en la piel, áreas de eczema, piel seca, picor, habones, urticaria y/o angioedema, entre otros. Todos síntomas que nos llevan a pensar en alguna condición dermatológica por lo cual el pediatra se debe enfrentar a la pregunta del millón: ¿A quién se lo refiero? ¿Dermatólogo o Alergólogo?

La verdad esta pregunta no tiene respuesta incorrecta, generalmente estas dos especialidades trabajamos en conjunto muchas veces para tratar mejor algunas patologías, sin embargo hay casos donde debería ser evaluado específicamente por alguno de los dos, y lo que nos va a orientar mejor para tomar esta decisión (como todo en medicina) va a ser la historia clínica del paciente, de ahí que la decisión idealmente debería tomarla el pediatra. Sin embargo, como les he expresado en otras oportunidades, algo muy valioso para los pediatras es el instinto y ese sexto sentido que tienen las madres, obviamente las mamás acuden con la intención que sea el pediatra quien determine la causa y el diagnóstico correcto pero lamentablemente en muchas enfermedades no todo es absoluto y la presentación no siempre va a ser como la que nos enseñaron en los libros de pediatría por lo cual ese instinto de la mamá es de gran ayuda en los casos difíciles. Es aquí donde quiero orientarles un poco para que puedan ayudar en la decisión.

Aunque suene lógico la respuesta debería ser: Cuando la enfermedad es de causa alérgica (a pesar que las manifestaciones sean cutáneas) este paciente debería ser evaluado por alergólogo/a, en cambio, cuando la enfermedad es puramente de la piel, debe ser evaluado por dermatólogo/a. Sin embargo hay condiciones como la dermatitis ya sea atópica o de contacto, donde el manejo debería ser conjunto, en estos casos la causa suele ser algún alergeno con lo cual es clave la valoración por alergólogo/a, pero la propia piel del paciente tiene ciertas condiciones que influyen en la patología y que el dermatólogo es pieza fundamental en el diagnóstico y tratamiento.

En los casos donde las lesiones en la piel aparecen claramente después del contacto con algún alergeno alimentario, y estas son lesiones típicas de urticaria (ver artículo de urticaria), debemos acudir con alergólogo/a. Si no está clara la relación y las lesiones en piel son atípicas o no cumplen las características de un habón, debería ser evaluado por dermatólogo/a. En cualquiera de los dos casos es muy probable que, si el diagnóstico es incierto, sea necesaria la evaluación por parte de los dos para confirmarlo.
Otras situaciones que nos pueden ayudar a decidir son las lesiones congénitas, es decir si están desde el nacimiento, o si aparecen después o durante un proceso infeccioso febril, muy rara vez son de causa alérgica con lo cual en estos casos la evaluación del dermatólogo/a es muy importante.
Si en cambio, aparecen secundarias a alguna picadura, o al contacto con algún medicamento, metal, colorante, etc. Es frecuente que la causa sea alérgica y debería ser evaluado por alergólogo/a.

En conclusión, quiero dejarles algunos aspectos importantes a considerar:

  • En primer lugar, el papel del pediatra en esta decisión es fundamental, una adecuada historia clínica y examen físico son básicos para sospechar la causa de la enfermedad y de esta manera la referencia correcta, por lo que apóyense en su pediatra para tomar la decisión.
  • En segundo lugar, sea cual sea la decisión que tomen, no será incorrecta ya que como les decía anteriormente, muchas veces se pueden tratar las enfermedades en conjunto cuando tienen componente de las dos especialidades; y cuando no, y es necesaria la evaluación específica por uno u otro, el especialista al que acudieron en un inicio seguramente se encargará de referirlos y explicarles las posibles causas y/o necesidad de acudir al dermatólogo/a o alergólogo/a según sea el caso.
  • Y por último, confíen en su instinto, si ustedes como madres sospechan que la causa de esas ronchitas se relacionan con alergia a algo, busquen al alergólogo para que descarte esa posibilidad y de no ser así ya se pueden estudiar otras posibles causas o referirlo … al dermatólogo 😉