Criar niños independientes y autodidactas /

2014.11.17
hijosindependientes

Foto por: Silvia García

 

 

 

 

Escrito por: Silvia García

Uno de mis mayores retos a los cortos 10 meses de mi hijo y algo que me pregunto constantemente es cuánto es demasiado, hablando del tiempo que paso con él, versus el tiempo que lo dejo entretenerse sólo, hasta qué punto mis acciones lo hacen dependiente de mí y dónde debo parar. Encontré algunos consejos prácticos que pienso aplicar y que me gustaría compartir con ustedes.

No los entretengas.
Así es. Los niños y los bebés no necesitan que los entretengamos. Son perfectamente capaces de entretenerse ellos mismos. Con su fabulosa imaginación. Cuando llegamos a una situación en que nuestros hijos siempre vienen a nosotros a pedirnos ideas o que siempre estemos involucradas en sus juegos y entreteniéndolos, no es tanto una necesidad si no una costumbre. Un hábito que les hemos formado pero que se puede cambiar. Jugar con ellos es algo importante pero no deberían de necesitar que estemos siempre con ellos todo el tiempo. Es importante y realmente bueno para ellos tener bastante tiempo de juego independiente, que se les ocurran sus propias ideas y que su propia mente los entretenga. ¿Y si se aburren? Déjalos que se aburran.

“Los niños necesitan aburrirse;
así nace la creatividad”
-Melanie Jean Juneau

Creelos capaces.
A veces nos metemos y hacemos las cosas por ellos incluso antes de que lo pidan. En lugar de eso, espera a ver si lo pueden hacer ellos mismos, de esa manera les demostramos que creemos que son capaces.Posiblemente ya puede servirse el cereal? ¿o cepillarse los dientes? ¿o vestirse sólo? Tal vez ya pueden ayudar con pequeñas tareas alrededor de la casa. A los niños les encanta estar involucrados. Y cuando pidan ayuda, en lugar de hacerlo por ellos, hay que enseñarles como hacerlo ellos mismos.

“Nunca ayudes a un niño
en una tarea que él cree
que puede lograr”
-María Montessori

No interrumpas.
En la medida de lo posible trata de no interrumpir cuando juegan. Puede parecerte que solo juegan, pero el juego de un niño es su trabajo y es importante para ellos. Se concentran y eso es algo que quieres alentar, no interrumpir. Así aprenden atención y concentración. La hora de comer puede esperar un poco hasta que veas que dejan de jugar. Debes demostrarles que valoras y respetas su trabajo. Y claro, habrán días que deberás interrumpir, pero mientras puedas, déjalos jugar.

Una forma en que puedes hacerlo es decir: en 5 minutos vamos a cambiar actividad. El niño o niña estará informado de lo que viene a continuación y no será abrupto el cambio.

Déjalos hacer preguntas.
Está atenta a las preguntas que hacen. Sobre que les interesa conocer más. Estas preguntas te darán una pauta de como apoyarlos y alentarlos en las cosas que les interesan, crear nuevos intereses y planear actividades.

Dales oportunidades de explorar.
Dales el material y déjalos explorar y crear lo que más les guste. Planea actividades que se deben hacer de cierta manera y no dejes opción a la creatividad (para que no se desvíen) y déjalos que dirijan el juego o el aprendizaje ellos mismos. Puedes darles materiales de arte con una referencia para que la repliquen de algún interés que tengan en ese momento para ayudarles a explorar más en ese interés.

Permite que respondan sus propias preguntas.
Cuando surja un nuevo interés y comiencen a preguntar, en lugar de solo darles respuestas, trata de alentarlos a que hagan su propia investigación. Puedes decir:

¿Tu que piensas?
¿Como crees que podríamos averiguarlo?
¿Donde podríamos buscar la respuesta?
¿A quien le podríamos preguntar sobre este tema?
¿Donde podríamos ver esto en la vida real?

Crea un espacio de aprendizaje que promueva la independencia.
Si quieres que tu hijo sea independiente entonces necesitas asegurarte que tu casa es un catalizador y no una barrera. ¿Pueden alcanzar su ropa y zapatos? ¿Platos y tazas? ¿tiene acceso a sus pertenencias sin necesidad de ayuda?¿a los materiales de arte y de aprendizaje para utilizarlos cuando se sientan inspirados?

¿Tu actitud refleja tu deseo de que se sientan libres de dirigir su propio aprendizaje? ¿O te frustran fácilmente los desastres y que se tomen su tiempo para hacer las cosas? Tu actitud hará una gran diferencia y los niños pueden percibir cuando algo que hacen te molesta. Claro, les tomará más tiempo hacer las cosas por si mismos, pero la recompensa lo vale. Sí, limpiar la regazón puede ser frustrante, pero un artista no se sentirá inspirado si no tiene la libertad de crear.

Muestra sus trabajos.
Demuestrales que valoras su trabajo al mostrarlo alrededor de la casa. Se darán cuenta que no solo significa algo para ellos, también es importante para ti y por eso van a hacer más.

No juzgues.
Cuando te muestren lo que han hecho, trata de alejarte de los comentarios como:

¿Que es?
Buen trabajo
Buen chico/chica
Eso es fantástico/lindo/bueno

En lugar, puedes pedirles que te cuenten acerca de lo que han hecho o comenta lo que vez. Quieres motivarlos a crear/aprender más y sentirse satisfechos de sus logros en lugar de acostumbrarse a buscar alabanzas de ti para sentirse bien por lo que han hecho. Punto clave.

Hazte disponible.
Y por último, tienes que estar disponible. Aún están aprendiendo a ser independientes y necesitan tu guía y atención. No necesitas estar disponible todo el día todos los días pero puedes dedicarles cierto tiempo cada día a estar completamente presente para ayudarles en lo que sea que estén trabajando o jugando en ese momento. Cuando tienen tu atención por cierto tiempo cada día, es menos probables que la demanden en momentos en que no es posible que la tengan.

Y eso es. Pasa tiempo con ellos, permíteles explorar y no te metas. Deja que ellos comiencen el juego o el aprendizaje y cada día serán más independientes.

VIA Happiness is here