¿Cómo quedan las amistades después de la llegada de los... /

2015.01.15

Por Lissy González

Siempre fui una persona sociable y parrandera, incluso después de casarme. Claro, entramos en la época de las cenas de parejas y de invitar a los amigos a la casa. Pero durante y después del embarazo si que tuve que adaptar a una nueva forma de socializar. Platicábamos con una amiga el otro día y me comentó: “Hay gente muy emocionada que quiere compartir el momento de la llegada del bebé contigo y otros que ya te dieron por amistad perdida y no los volvés a ver.”

La maternidad es una etapa donde el tiempo ya no es tuyo. “Quitá todo los relojes de tu casa”-me recomendó una amiga del grupo. Por que la rutina ahora la impone el nuevo bebé, y todo a lo que tu estabas acostumbrada a hacer antes, ya ni es posible imaginarlo. Incluso mantener el contacto con “el mundo allá afuera” es difícil. Algunas veces es por “la cuarentena” que termina siendo indefinida cuando ves lo difícil que es moverte con un recién nacido. En algunos casos simplemente no te dan las energías. En otros casos son los amigos que no están preparados para convivir con un bebé.

En la maternidad todo se transforma. Tu cuerpo, tu psique y vida social. Todos los roles en tu nuevo circulo familiar se reposicionan. Tú ya no eres primero, ni tu esposo, ahora es tu bebé . La tensión que hay comúnmente en el post-parto entre la pareja se debe a ese reposicionamiento en los papeles de cada quién, hay hombres que incluso sienten celos por la llegada del bebé. Todo ha cambiado y por supuesto: las traicioneras hormonas que a algunas nos vuelven locas, deprimidas, anti-sociales y fácilmente irritables.

Científicos del comportamiento explican que el propio cerebro de la madre cambia de tal forma que hasta le molestan cosas que le atraían anteriormente. Puede ser música muy alta, o lugares que frecuentaba, el comportamiento de alguna amiga, o que tu opinión sobre ciertos lugares ha cambiado. Un cigarro que nunca te molestó, o que te molestaba poco, es ahora una señal de peligro y una conducta poco aceptable que te hará retirarte.

En mi caso, hasta el primer año de mi bebé, logre retomar mi vida social de una nueva forma. Comencé a invitar a más gente a mi casa por ejemplo, y a buscar tiempo de calidad para mi y mi esposo, intentando no desaparecer como mujer. Pero es un hecho que algunas personas no topan esta nueva vida con niños a bordo, y todo esta bien. Aprendí a tener amigas que caminan conmigo por la calle mientras empujo mi carruaje y pueden tener conversaciones mientras cambio un pañal. Algunos otros, los vemos solo cuando tenemos quien nos cuide a nuestra pequeña. Mis escapadas con amigas son sagradas y me devuelven a casa renovada, recargada y con el sentimiento de haberme reconectado.

Al final creo que este es el primer paso para mantener las amistades al día: comprender el momento del otro. No pretender que solo tus amigos son quienes deben entender que ahora tienes un bebé y es la cosa mas importante en tu vida. Tu también necesitas ejercitar empatía y saber entender a quienes no están listos para convivir con el mundo infantil ahora. Además de eso, por mas linda que sea tu experiencia, no intentes convencer a todos de que tener hijos es maravilloso y que solo lo van a entender cuando sean padres. Ese comentario esta de más y fastidia a cualquiera. Solo recuerda cómo te sentiste de soltera cuando estabas en un grupo de gente con hijos.

Creo que siempre que tomamos una opción estamos renunciando a algo, es algo natural en la vida, y cuando decidimos ser madres o padres necesitamos entender que algunas cosas deberán dejarse para después, o que simplemente la etapa ya pasó. Esto de dejar pasar la etapa, es a veces mas difícil para los esposos quienes tienen mas presión social cuando desaparecen de la escena nocturna. Macho que se respeta dicen por ahí. Pero es necesario que tu pareja comprenda el ahora y lo importante que es la paternidad, y aun si ese bebé es atendido en su mayor parte del día por mamá, el apoyo que muestre hacia ti, hará las cosas mas pacificas en el hogar, en esta etapa de tantos cambios.

En fin, mientras que algunas mujeres se vuelven madres sin drama alguno, para otras este alejamiento de los amigos es doloroso y bien sufrido. En los primeros años de vida de los hijos, es preciso que tu y tus amigos entiendan que eso es normal y que precisan readaptarse a las novedades, necesidades y horarios que los bebés imponen.

Al mismo tiempo hoy en día tenemos una forma nueva de mantenernos en contacto. Las redes sociales son muy criticadas , pero es innegable que ellas permiten que la gente se mantenga al tanto, aunque no se pueda estar ahí físicamente. El whatsapp es otra forma de mantener fluida esa comunicación en tiempo real. Cuantas de nosotras no tenemos esos momentos de desesperación en donde es fácil agarrar el whatsapp para buscar apoyo.

Sin embargo, todas sabemos que no hay nada como echarse el cafecito para ponerse al día en las cosas que realmente nos importan: el cómo estamos. Una conversación profunda y necesaria en el aislamiento del post parto y las etapas difíciles de ser mamás. El secreto de esta nueva convivencia con los amigos después de la llegada de los niños es el mismo de siempre: el respeto a las diferencias, y el cariño para todas las amistades, aunque sea virtual y mas espaciada.