Cómo introducir el jugo a la dieta de tu hijo /

2018.10.30

Por Jimena Tejeda

Los bebés menores de 6 meses no necesitan nada más que leche materna o formula. El jugo es una de las bebidas de más alto consumo en los niños pequeños, sin embargo acarrea algunos riesgos si se consume en alta cantidad y sin supervisión.

Bebés menores de 12 meses

  • No se recomienda ofrecer ningún tipo de jugo o agua pura a un bebé menor de 6 meses.
  • De acuerdo con la Academia Americana de Pediatría: ¨No existe indicación nutricional para ofrecer jugo a los bebés menores de 12 meses. Ofrecer jugo durante esta etapa puede causar que el jugo reemplace el consumo de leche materna o formula en la dieta del bebé.¨
  • Antes de los 6 meses, no se recomienda introducir jugo ni agua pura, aun en climas muy calientes. La leche materna es un 88% agua y esta se encargará de saciar la sed de tu bebé.
  • Dar jugo a los bebés amamantados puede introducir alérgenos y contaminantes.
  • De acuerdo al Departamento Australiano de Salud Pública, no se debe ofrecer jugo antes de los 12 meses de edad.
  • La Academia Americana de Pediatría recomienda NO dar jugo a los bebés menores de 12 meses. Esto puede llenar su estómago y causar que consuma menos leche materna o formula.

Luego del año puedes empezar a introducir el jugo en la dieta de tu bebé, sin embargo se recomienda lo siguiente:

Es necesario mencionar que esto depende de cada mamá, de la dieta y ambiente familiar. Si el jugo no es una bebida regular en la familia no es necesario introducirlo. Si quieres dar jugo de fruta a tu bebé te recomiendo seguir los siguientes consejos:

  • Ofrecer el jugo en un sippy cup y no en pacha.
  • Ofrecer jugo únicamente durante tiempos de comida, darle una pacha de jugo para que tome frecuentemente puede causar caries.
  • Ofrecer el jugo diluido con agua, de esta manera acostumbrarás a tu hijo a tomar bebidas menos dulces. Lo mejor es diluirlo lo más posible con agua pura.

El peligro de un alto consumo de jugo:

  • Tomar mucho jugo puede causar desnutrición o anemia, ya que el jugo no tiene muchos nutrientes necesarios como proteína o carbohidratos complejos.
  • Puede causar caries y dañar los dientes de tu hijo, en especial si este se ofrece en pacha y sin restricciones.
  • Tomar demasiado jugo puede causar diarrea.
  • Estudios científicos han relacionado un alto consumo de jugo, más de 12 oz diarias, con baja estatura y obesidad. (Dennison et al)
  • Los jugos de fruta que contienen sorbitol o fructosa como endulzantes pueden causar gas, hiperactividad y dolor estomacal en niños.
  • Jugos que no han sido pasteurizados pueden acarrear bacterias como Salmonella y E. Coli.
  • Es mejor consumir una fruta que un jugo procesado, acostumbra a tus hijos a comer frutas.

Las recomendación de la Academia Americana de Pediatría en cuanto al consumo de jugos es la siguiente:

Fuente: Academia Americana de Pediatría, Recomendaciones de consumo de jugo actualizadas 2017.