¿Cómo combinar la maternidad y trabajo de una manera ex... /

2020.02.19

El equilibrio entre estos 2 aspectos puede ser un poco complicado, sin embargo, no tienes por qué renunciar a tener una vida profesional por el hecho de ser madre. Puede ser una situación difícil en especial para las madres primerizas y entre más pequeño es el niño, más complicado resulta apartarse de él.

Vivir el período de lactancia, sumado a noches sin dormir y aparte regresar a la vida laboral supone un GRAN esfuerzo. De verdad sabemos que es complicado, pero está comprobado que las mujeres que son madres y que trabajan al mismo tiempo, son más felices y tienen un mayor nivel de autoestima.

Consejo #1: Los padres son una dupla

Si el padre de tus hijos vive contigo, intégralo. Desde el comienzo de la maternidad hazlo partícipe de las tareas relacionadas a los hijos: Debe ayudarte con la hora del baño, a cambiar al bebé, dormirlo, etc. 

Si ambos trabajan entonces tienen que apoyarse mutuamente y encontrar alguna manera en que los dos descansen mejor. Por ejemplo, podrían llegar a un acuerdo en el que se turnen para dormir una noche completa sin interrupciones (una noche uno y una noche el otro). Si estás en época de lactancia, puedes llenar una o varias pachitas con leche materna que te hayas sacado con un sacaleches y guardarlas en la refriegaradora para que la noche en que te toque dormir, tu pareja pueda encargarse de todo.

Consejo #2: Igualdad y apoyo

Si ambos trabajan fuera de casa y conviven juntos, entonces ambos requieren la misma calidad de descanso, comida y tiempo personal. Es importante que desde el principio se pongan de acuerdo para dividirse las tareas y apoyarse el uno al otro, de esta manera evitarán que solo uno se sobre cargue y que haya reclamos.

Consejo #3: Contratar a alguien que cuide al bebé

Para que de un día a otro no dejes tu bebé con una completa desconocida, puedes contratarla 1 mes antes de que termine tu suspensión por maternidad. De esta manera, cuando regreses a tu rutina laboral, tu bebé ya estará más habituado a esa persona y ella ya sabrá cómo quieres que realice las tareas de cuidado.

Consejo #4: Ordena tus prioridades

Si tu trabajo te queda un poco lejos de casa, puedes buscar desde antes un empleo que te quede más cerca y así evitas pasar más tiempo fuera de casa.

  • Busca a alguien que les ayude con las tareas básicas de la casa.
  • Solicita trabajar medio tiempo durante unos meses hasta que el bebé sea un poco más independiente.
  • Familiarízate con las compras online para que te las lleven a la puerta de tu casa.

Ver más: Esenciales del recién nacido

Consejo #5: Programa y planifica la alimentación del bebé

Deja una cierta cantidad de pachitas con leche materna para tu bebé, para que a lo largo del día continúe tomándola.